Público
Público

El socialdemócrata Wowereit arrasa por tercera vez en Berlín

Los liberales, socios del Gobierno de Merkel, se hunden en las urnas y quedan fuera del Parlamento regional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Si quieres a (Klaus) Wowereit, tienes que votar al SPD'. Este mensaje ha calado entre los berlineses. Así, los socialdemócratas alemanes y su popular candidato se proclamaban ayer vencedores, por un 28,5% de los votos, en las elecciones de la capital alemana, según los resultados oficiales anunciados anoche por la comisión electoral con el 98% del voto escrutado. Ese porcentaje les valdrá 47 escaños del Parlamento regional.

Los cristianodemócratas (CDU) y los Verdes, en segundo y tercer puesto, se disputan ahora el convertirse en los socios del SPD, sustituyendo a La Izquierda, que salió debilitada. Aunque las grandes sorpresas de este último domingo electoral del 2011 fueron la debacle de los liberales, que dejan el Parlamento regional, y la entrada con fuerza de una formación hasta ahora inédita en Alemania: los Piratas. De acuerdo con los sondeos a pie de urna (al cierre de esta edición no había dato oficial de afluencia a las urnas), la participación en estas elecciones se elevó al 59%.

El Partido Pirata supera los mejores pronósticos y obtiene el 9,1% de los votos

'La lucha ha sido divertida. Hoy es un día para celebrar, y nuestra fiesta es la mejor'. Con estas palabras festejaba Klaus Wowereit su tercer triunfo consecutivo en Berlín, donde gobierna desde hace casi una década. A pesar de haber perdido dos puntos con respecto a los últimos comicios, en 2006, los socialdemócratas ponen así el broche final a un gran año electoral, en el que se han hecho con el Gobierno de siete parlamentos regionales, incluyendo el del bastión cristianodemócrata de Baden-Wurttemberg.

Frank Henkel, el candidato de la CDU, se mostró también satisfecho: 'Hoy es un día de éxitos para la CDU de Berlín', proclamaba. Pese a su puesto de segundón, con el 23,4% de los votos y 39 escaños, el partido de Ángela Merkel ha salido mucho mejor parado de lo que todos esperaban, e incluso sumó algo más de dos puntos con respecto a las anteriores elecciones en la capital. El resultado da un respiro a la canciller, que no ha dejado de recibir varapalos en las urnas, sobre todo por su política económica y fiscal.

Los protagonistas de la catástrofe fueron sus socios en el Gobierno de la coalición, los liberales, que perdieron casi seis puntos porcentuales y se quedaron en un flojísimo 1,8%. El resultado les deja sin representación en la Cámara regional al no superar el 5%. 'Sabíamos ya que este año cargado de elecciones iba a ser complicado para nosotros, pero no tan dramático', apuntaba el secretario general del FDP, Christian Lindner.

El SPD debe elegir ahora si forma una coalición con los Verdes o la CDU

Y es que Berlín es el quinto Land donde la formación se queda sin representación. A nadie le cabe ya duda de que sufre una crisis profunda de popularidad y que se ha ganado por su falta de sello político y su empeño por defender al extremo el liberalismo económico. Asimismo, los liberales están pagando cara su postura euroescéptica en la crisis de la deuda que azota a Europa, y su caída libre presiona cada vez más a Merkel para que rompa la coalición bajo la que gobiernan.

Los pronósticos tampoco se equivocaron con la sensación de la campaña, el Partido Pirata. El 8,9% de los berlineses lo votaron, con lo que se cuela, con 15 escaños, en su primer Parlamento regional. Una entrada histórica para esta formación, que nació hace un lustro siguiendo el modelo de sus homólogos suecos.

Con un programa basado en el uso gratuito de los contenidos de internet, que luego extendieron a temas como la legalización de las drogas o la separación de Iglesia y Estado, los Piraten han conquistado a los jóvenes.

Su ideología es cercana a la izquierda tradicional, con el componente añadido de los movimientos europeos de indignados. Su candidato, el experto en electrónica Andreas Baum, dijo sentirse sorprendido por este éxito.

Los Verdes obtuvieron el 17,6% de los votos y 39 escaños. Pese a que suben casi cinco puntos con respecto a 2006, los ecologistas esperaban más, aseguró su candidata, RenateKünast. Más amargo es el saldo para La Izquierda, que ha de conformarse con un 11,7 % y 19 puestos en la Cámara. Ello no sólo le supone su segundo peor resultado desde la reunificación, sino que le arrebata la posibilidad de mantener la coalición con el SPD. Wowereit deberá elegir entre la CDU y los Verdes.