Público
Público

El SPD vuelve al poder en Renania del Norte-Westfalia

Kraft forma un Gobierno minoritario

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Más de dos meses después de que se celebraran los comicios en Renania del Norte-Westfalia, el estado más poblado de Alemania, con 18 millones de habitantes, tiene finalmente un nuevo primer ministro, que se escribe por primera vez con nombre de mujer. La socialdemócrata Hannelore Kraft fue elegida ayer por mayoría simple en el Parlamento de Düsseldorf.

Tras semanas de negociaciones a varias bandas, el Partido Socialdemócrata (SPD) de Kraft optó finalmente por la opción arriesgada de formar un Gobierno minoritario con los Verdes. Sin embargo, el hecho de que Kraft pase a suceder en el cargo al cristianodemócrata Jürgen Rüttgers, implica que el Gobierno federal de la canciller Angela Merkel pierde la mayoría de escaños con los que contaba en el Bundesrat, la Cámara Alta del Parlamento que se encarga de ratificar hasta el 70% de las leyes federales.

La coalición con los Verdes deja a Merkel sin mayoría en el Bundesrat

En las elecciones del pasado 9 de mayo, SPD y Verdes se quedaron a sólo un diputado de la mayoría absoluta. Por ello, Kraft fracasó ayer en la primera votación. No obstante, en la segunda vuelta bastaba con una mayoría simple y Kraft se hizo con el triunfo, gracias a la abstención de los parlamentarios de La Izquierda (Die Linke), que ha entrado por primera vez en el Parlamento de Renania Westfalia.

Gregor Gysi, el portavoz parlamentario de La Izquierda en Berlín, explicó que su formación pretendía castigar a la CDU más que ponerle las cosas fáciles al SPD. 'No podemos evitar la construcción de una alternativa política y por eso decidimos abstenernos', dijo.

En su primer discurso como primera ministra, Kraft aseguró ayer que buscará el apoyo entre todos los partidos. Pero desde filas conservadoras se lleva diciendo que va camino a una coalición de facto con La Izquierda.

Democristianos y liberales siguen bajando en las encuestas

La derrota del Gobierno de democristianos y los liberales del FDP en Renania ha sido un golpe duro para la coalición del mismo color que manda en Berlín. Las riñas internas se han agudizado en las últimas semanas y los partidos del Gobierno federal siguen bajando en las encuestas en Alemania. En un sondeo publicado ayer, el SPD sube al 28% y los Verdes, al 18%, mientras que la CDU baja al 31% y el FDP se queda por debajo del 5% necesario para tener representación parlamentaria.