Público
Público

Suben a 272 los muertos tras el terremoto en Indonesia

El seísmo, de 7,5 grados de intensidad, provocó un tsunami que penetró 600 metros en tierra firme, destruyendo decenas de aldeas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Localización de las zonas afectadas en Indonesia. PÚBLICO

Las autoridades de Indonesia elevaron hoy a 272 la cifra de muertos y a 412 las personas desaparecidas tras el tsunami, formado por un terremoto de 7,5 grados en la escala de Richter, que se abatió sobre la isla de Sumatra.

desaparecidas tras el tsunami

El mal tiempo y las réplicas del terremoto están impidiendo que las labores se desarrollen dentro de una normalidad. El número de muertos sigue en ascenso y las autoridades cuentan ya 272 fallecidos. 

Fuentes del centro de gestión de desastres han añadido 118 víctimas mortales en las últimas horas a la cifra oficial de fallecidos, mientras continúa la búsqueda de desaparecidos y supervivientes.

El responsable de la gestión de desastres en Indonesia, Hermansyah, aseguró a la agencia AFP que 'los supervivientes del tsunami se encuentran ahora en grave peligro al haber perdido sus casas'.

En una entrevista con la BBC británica explicó que de momento tienen algunas tiendas disponibles, pero que los evacuados son 4.000 personas y la mala situación del mar está impidiendo que puedan llegar barcos con ayuda desde Padang.

Cruz Roja aseguró que ya tiene 1.000 tiendas disponibles para ser enviadas. por su parte, el delegado de la rama española de la ONG en Indonesia, Óscar Medina, solicitó ayuda a través de los micrófonos de Radio Nacional de España, 'Necesitan ayuda médica, agua potable, alimentos y alojamiento temporal para los desplazados'.

'Necesitan ayuda médica, agua potable, alimentos y alojamiento temporal para los desplazados'Medina, en declaraciones recogidas por la agencia EFE, explicó que 'siempre se puede ayudar, apoyando a las organizaciones que están enviando ayuda a la zona'.

También confirmó que Cruz Roja de Indonesia ha enviado un primer equipo a las islas afectadas y ha indicado que 'ha costado bastante llegar' debido a las condiciones climatológicas.

En este sentido, Medina explicó que el viaje, de 12 horas, se ha hecho en barco. 'El primer equipo era de rescate y evacuación de las víctimas y una evaluación rápido de las necesidades sobre el terreno para ser más efectivos y enviar la primera ayuda', declaró.

Mientras, el presidente Indonesio Susilo Bambang Yudhoyono ha puesto punto y final a su visita oficial a Vietnam y está regresando al país. El vicepresidente se encontraría ya en la zona del desastre, según confirmó Hermansyah a la BBC.

La mayoría de las casas en Betu Moga, una aldea de 200 habitantes, han quedado arrasadasAl menos 10 poblaciones se vieron afectadas por el tsunami que se desató después del terremoto de 7,5 grados en la escala de Richter. Las olas de hasta tres metros sepultaron las localidades y se teme que la cifra de muertos sea superior.

Algunos pescadores locales, explicaron que la mayoría de los edificios en Betu Moga, pueblo de Pagai Sur, han sido destruidos.

El tercer desastre ecológico registrado en Indonesia fue la erupción del volcán Merapi, en la isla de Java. Allí, las autoridades han encontrado ya 25 cadáveres. Los equipos de rescate reanudaron la búsqueda de supervivientes durante la madrugada.

El Merapi, de 2.914 metros de altura sobre el nivel del mar, lanzó ayer una larga columna de ceniza ardiente al entrar en erupción, que también hirió al menos a 16 personas.

Las víctimas mortales son, hasta la fecha, un bebé de tres meses que murió de un problema respiratorio y 24 personas cuyos cadáveres casi calcinados fueron descubiertos en la ladera de la montaña.

15 de ellos fueron hallados en la casa del guarda del volcán, que se negó a abandonar el lugar.

Fuentes de los equipos de rescate citadas por la agencia estatal Antara indicaron que las operaciones de búsqueda se reanudaron en las aldeas de Kinanhrejo y Turgo, al sur del cráter.

'Estas dos poblaciones son las más dañadas por la ceniza', señaló el comandante Aloysius Pramono, según la citada fuente.

Las autoridades, que comenzaron los trabajos de evacuación el lunes, temen que haya más víctimas difíciles de localizar por las carreteras y los árboles dañados por la erupción.