Público
Público

Suecia retira la orden de detención contra el fundador de Wikileaks

Julian Assange estaba acusado de violación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Suecia ha decidido retirar la orden de arresto contra el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, que estaba buscado como sospechoso de violación y acoso, según ha informado la Fiscalía Nacional sueca. En un comunicado en su web, añadió que la fiscal general, Eva Finne, había decidido que no había pruebas suficientes para la orden de detención.

'(Finne) ha tomado la decisión de que ya no es sospechoso de violación. Todos los cargos relacionados con la violación han sido levantados', dijo a la Reuters una portavoz de la Fiscalía que añadió que la investigación policial continuará.

Previamente, una fuente de la Fiscalía de Estocolmo había adelantado que las dos mujeres presuntamenmte agredidas por Assange no presentaron denuncia formal contra él. Horas antes la propia fiscal en funciones, Maria Häljebo, informaba de que Assange tenía dos órdenes de arresto, una de ellas por presunta violación, y de que la policía intentó detenerle en la noche del viernes al sábado pero que éste se hallaba en paradero desconocido.

Wikileaks saltó a la fama hace unas semanas por la publicación abierta de documentos secretos de Estados Unidos, principalmente sobre la guerra de Afganistán. Según la portavoz fiscal, la policía decidió iniciar sus investigaciones al margen de la existencia o no de denuncia ante la gravedad de las acusaciones y de la posibilidad de que Assange abandonara el país.

Assange, de 39 años, se encontraba en Suecia desde hace días ofreciendo una serie de conferencias después de que el Partido Pirata local aceptara acoger varios servidores de Wikileaks ante la persecución que sufren por parte de las autoridades de Estados Unidos.

Según publica el diario sueco Aftonbladet, en el que Assange iba a colaborar con una columna -pospuesta por el momento, según ha confirmado hoy el propio periódico-, una de las mujeres apuntó al fundador de Wikileaks después de estar con él en un piso del barrio de Södermalm en Estocolmo la pasada semana.

Assange publicó en Twitter que el asunto 'le estaba provocando profundas molestias' 

La segunda lo hizo tras reunirse con él el martes pasado en Enköping. Una de las órdenes de arresto es por presunta violación y la otra por agresión.

Mientras en Internet crecían las sospechas de una supuesta conspiración, el propio Assange enviaba un correo electrónico al diario en el que negaba que las acusaciones fueran verdad. 'Por supuesto que las denuncias por violación son falsas', señaló Assange en su mensaje.

Igualmente, en un breve mensaje a través de la red social Twitter, el fundador de Wikileaks aseguró que 'las acusaciones no tenían ninguna base' y que el asunto 'le estaba provocando profundas molestias'.

Bajo el título Diario de la Guerra Afgana, el pasado 25 de julio Wikileaks publicó unos 70.000 documentos que abarcan desde enero de 2004 hasta 2010, en los que se revelan desde muertes de civiles no divulgadas hasta la posible colaboración de los servicios secretos de Pakistán con los talibanes.

Wikileaks prepara la publicación de 15.000 nuevos documentos militares

Hace unos días Assange ratificó su propósito de publicar 'pronto' otros 15.000 documentos militares confidenciales que se guardó sobre la guerra de Afganistán. 'Los suecos deberían estar orgullosos de que su país haga posible la libertad de expresión', señaló entonces Assange en referencia al servidor sueco del Partido Pirata en el que está alojado Wikileaks para seguir difundiendo sus contenidos.

El diario Expressen, el primero en publicar la noticia en su edición electrónica, justificó hoy su decisión en lo 'extraordinario del caso', a pesar de que la investigación apenas haya comenzado.

'Por supuesto que no sabemos lo que pasó entre Assange y esas mujeres que fueron a la policía', aseguró el redactor jefe del diario, Thomas Matteson. 'Y hasta que sea juzgado deberá ser observado como inocente, pero nuestra decisión de publicar su nombre y su foto fue la correcta', añadió el periodista.