Público
Público

El Supremo no perdona a Berlusconi y tendrá que pagar 541 millones por el 'caso Mondadori'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal Supremo italiano ha rebajado en unos 23 millones de euros, hasta unos 541 millones, la sanción impuesta al grupo empresarial del exprimer ministro Silvio Berlusconi para resarcir al conglomerado CIR por los daños patrimoniales causados en la pugna por la editorial Mondadori. En una sentencia hecha pública este martes, la Tercera Sección Civil del Alto Tribunal informa de la rebaja que se deberá aplicar restándola de la sanción impuesta por la Corte de Apelación de Milán en julio de 2011 al grupo empresarial de Berlusconi, Fininvest, que había sido calculada en los 564,2 millones de euros.

Con esta decisión, el Supremo confirma la condena a Fininvest y rechaza en su mayor parte su recurso, aceptando sólo una de sus alegaciones, la que se refiere a que en la sanción anterior se había hecho una 'valoración excesiva' de la editorial L'Espresso, controlado por CIR, para el cálculo de la indemnización.

Los hechos de este proceso civil se remontan a los primeros años 90, cuando Fininvest y CIR, ambos accionistas de Mondadori en la época, recurrieron a la Justicia para que decidiera quién tenía derecho a quedarse con las acciones de la familia Formenton, herederos del histórico dirigente de la editorial, Arnoldo Mondadori, que daban el control de la empresa. El 20 de junio de 1990, un tribunal decidió que el acuerdo al que Carlo de Benedetti, de CIR, había llegado con la familia antes de que ésta cambiara de opinión a favor de Berlusconi era el que tenía validez, decisión que fue recurrida posteriormente por Fininvest, a quien un juzgado de Roma dio la razón en 1991.

Posteriormente, el caso se reabrió por la vía penal para averiguar si habían existido irregularidades en el proceso y Cesare Previti, exabogado del exprimer ministro, fue condenado en 2007 por el Tribunal Supremo a un año y seis meses de cárcel por sobornar a uno de los jueces que se hicieron cargo del asunto, mientras que Berlusconi salió indemne.

El 26 de julio de 2011 CIR recibió 564,2 millones de euros de Fininvest (bloqueados hasta la sentencia en firme), después de que 17 días antes el Tribunal de Apelación de Milán fijara la sanción de este caso en 560 millones de euros, que finalmente fueron más por un nuevo cálculo del pago de los intereses y gastos legales.

La sanción en segunda instancia, que tuvo que pagar el grupo de Berlusconi de manera inmediata a pesar de recurrirla, ya rebajaba la impuesta en primer grado a Fininvest (que controla, entre otras empresas, la mediática Mediaset y el Milán Club de Fútbol) el 3 de octubre de 2009, que era de 750 millones de euros.

Entonces, la reducción de la sanción se debió a la auditoría dispuesta por el propio Tribunal de Apelación, que reflejó un cambio en el valor de la editorial en el tiempo que duró la pugna por su control a principios de los 90, así como a que no se reconoce esta vez el daño a la imagen de CIR (Compañías Industriales Reunidas) que recogía la sentencia de primer grado. El pasado junio, la Fiscalía del Supremo solicitó una rebaja en la sanción a Berlusconi al considerar inferior el perjuicio a CIR por la reventa posterior del grupo L'Espresso, editor del diario romano La Repubblica, muy crítico con il Cavaliere, y el aumento equitativo del 15 % con respecto a los intereses totales.

DISPLAY CONNECTORS, SL.