Publicado: 26.04.2014 11:07 |Actualizado: 26.04.2014 11:07

Se suspende la ejecución de un reo en Irán que llevaba tres minutos ahorcado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las autoridades judiciales iraníes suspendieron hoy la ejecución de un preso en el norte de Irán que llevaba tres minutos colgando en la horca, después de que este recibiera el perdón de los familiares de la víctima.

El suceso tuvo lugar esta mañana en la ciudad de Tabriz, en el noroeste del país, cuando se llevaba a cabo la ejecución de un condenado por asesinato, informó el director de la prisión central de la ciudad, Alí Ostadí, según la agencia iraní Tasnim. Mientras el preso aún colgaba de la horca pero antes de que falleciera, la familia de su víctima (que habitualmente es invitada para darle una patada a la silla del reo y que este muera) decidió perdonarle.

En Irán está vigente la 'quesas', la ley islámica de 'retribución' que exige el pago de sangre con sangre y contempla la pena capital para varios delitos, entre ellos el asesinato, pero que también otorga a la familia de la víctima el derecho a perdonar la vida al condenado. Cada año, cientos de personas son ejecutadas en la horca en Irán, alrededor del 80 % de ellas por tenencia o tráfico de drogas, pero también por delitos como violación o asesinato.

Según el Centro de Documentación de Derechos Humanos de Irán, una organización con sede en Estados Unidos, en 2013 fueron ejecutadas en el país 624 personas y más de un centenar en lo que va de 2014. Esta mañana, las autoridades ejecutaron en la horca en público a tres hombres condenados por el asesinato de en noviembre pasado de un fiscal de la provincia de Sistán-Baluchistán, fronteriza con Pakistán y Afganistán.