Público
Público

Suspendidas las labores de rescate en Lampedusa por el mal tiempo

Las autoridades intentan buscar a más de 200 desaparecidos. Entre los barcos de pesca y guardacostas se han rescatado a 155 personas con vida y 130 cadáveres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El mal tiempo ha obligado a suspender la búsqueda de supervivientes y víctimas de la tragedia ocurrida ayer en Lampedusa que continuaba este viernes. Las autoridades estaban estudiando extender el radio en el rastreo por si las corrientes marinas hubieran podido arrastrar más lejos los cuerpos.

Ayer fueron rescatados más de un centenar de cuerpos en aguas de la isla italiana, después de que una embarcación con alrededor de 500 inmigrantes subsaharianos a bordo naufragara a apenas 0,6 millas de la costa (970 metros) . La mayoría de las personas que viajaban en la barcaza eran inmigrantes procedentes de Eritrea o Somalia, que cruzaron el Mediterráneo tratando de llegar a Europa. La embarcación había salido de la localidad libia de Misrata.

En conversación telefónica con Público, el padre Mussie Zerai, de la Agencia Habeshia- una organización que se dedica a trabajar con inmigrantes somalíes y eritreos- ha confirmado que entre los barcos de pesca y los guardacostas han rescatado a 155 personas y recuperado 130 cadáveres, incluidos tres niños y dos mujeres embarazadas. El Gobierno italiano habla de 111 víctimas mortales. Los equipos de rescate se encuentran a la espera de que el mar se calme para salir a buscar al resto de cuerpos, que pueden llegar hasta doscientos. Los buzos han visto decenas atrapados en el casco del barco hundido.

'Están todos muertos seguro', dijo Domenico Colapinto, un pescador local cuyo barco rescató a 18 supervivientes por la mañana. 'Ahora ya no quedará nadie vivo porque cuando les recogimos ya estaban agotados', dijo a la cadena Sky TG24 al caer la noche.

El padre Zerai asegura que gran parte de los inmigrantes rescatados han pasado la noche en el hospital, pero quienes no han requerido de asistencia médica han sido transportados al centro de acogida de la isla italiana, cuya capacidad ya había quedado ampliamente desbordada sólo un día antes, con la llegada de otros 463 inmigrantes. En estos momentos, el centro acoge a más de 1.000 personas, cuatro veces más de lo que debería.

El año pasado llegaron a Italia cerca de 15.000 inmigrantes 

Antonio Guterres, de ACNUR, elogió los esfuerzos del rescate, pero dijo: 'Estoy consternado por el fenómeno mundial creciente de los inmigrantes y personas que huyen de conflictos o persecuciones para perecer en el mar'. Miles de inmigrantes africanos desesperados llegan cada año a Italia en frágiles embarcaciones abarrotadas, y muchos llegan a Lampedusa, una isla minúscula a solo 113 kilómetros de la costa de Túnez. 

El flujo de inmigrantes es un drama humano y problema político para el Gobierno de Italia. Cerca de 15.000 personas llegaron a Italia y Malta - 13.200 y 1.800, respectivamente - por mar el año pasado, según ACNUR. Miles más han llegado este año.

Los inmigrantes que llegan a Italia pueden solicitar asilo. Muchos de ellos reciben la orden de salir del país, pero a menudo se escapan de las autoridades para convertirse en inmigrantes ilegales en Italia o en cualquier otra parte de la Unión Europea. Italia ha presionado a la UE para que dé más ayuda para luchar contra una crisis que dice afecta a todo el bloque. 'Este no es un drama italiano, es un drama europeo', dijo Angelino Alfano, secretario general del Pueblo de la Libertad y hasta el sábado viceprimer ministro antes del boicot de Silvio Berlusconi al Gobierno de Enrico Letta.