Público
Público

Tahrir celebra un año de la caída de Mubarak

Los egipcios celebran el fin del régimen bajo la sombra de la Junta militar y las promesas de reforma incumplidas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Decenas de miles de egipcios se congregan ya en la emblemática plaza Tahrir de El Cairo para celebrar, en un ambiente festivo y reivindicativo, el primer aniversario de la revolución que derrocó al exdictador Hosni Mubarak.

En el centro de la plaza, donde cada vez se pueden ver más tiendas de campaña instaladas, se ha colocado un enorme pebetero con jeroglíficos egipcios y una llama sobre la que está escrito: Revolución del 25 de Enero.

Según constató Efe, hay una abundante presencia de seguidores islamistas, muchos de ellos con insignias de los Hermanos Musulmanes, además de numerosas familias que se han acercado a la plaza con niños, aprovechando que es día festivo.

Una gran pancarta sintetiza de forma precisa el sentir mayoritario: 'La revolución continuará hasta que se cumplan sus exigencias'. Y algunas de estas demandas vienen recogidas en otras pancartas y carteles, con eslóganes como 'No a la Constitución bajo el Gobierno militar', o 'Prisión para los 'felul'' (remanentes del régimen).

Hoda Kawsy, una ama de casa de 53 años, se ha acercado a Tahrir con una amiga, lo mismo que hizo hace un año, cuando comenzaban los 18 días de protestas que derrocaron a Mubarak. 'Hemos venido a protestar para insistir en que la revolución continúe. Hasta ahora ha habido pocos cambios porque la Junta Militar ha cometido muchos errores, como el referéndum de marzo'.

Hemos venido a protestar para insistir en que la revolución continúe' La mujer reiteró que su deseo es que los militares 'se desvinculen totalmente del poder político'.

En un lado de la plaza, para aprovechar la corriente de solidaridad generada, una ambulancia se dedica a recoger donaciones de sangre para los hospitales cairotas. El practicante que se encarga de las extracciones señaló a Efe que en apenas dos horas ya han recogido donaciones de 350 personas, y permanecerán en el lugar hasta la madrugada.

Con el paso de la mañana, la afluencia a Tahrir va en aumento, y se espera que en las próximas horas esta pueda alcanzar su pico, en un día frío pero soleado, que acompaña a la protesta.