Público
Público

Tahrir clama de forma masiva contra la Junta Militar egipcia

Decenas de miles de egipcios abarrotan la plaza en la concentración más multitudinaria desde la caída de Mubarak. Los militares encargan un Gobierno de unidad nacional a Kamal Ganzuri, primer ministro durante el régimen depu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Son imágenes que bien podrían pertenecer a hace medio año. Pero son actuales, de hoy mismo: decenas de miles de egipcios abarrotan de nuevo la plaza Tahrir de El Cairo en la mayor concentración desde la caída de Hosni Mubarak.

De poco le ha servido al Ejército pedir perdón por la represión de las protestas. Hoy, 'el viernes de la última oportunidad', el clamor es masivo: los egipcios exigen a la Junta Militar que dirige el país que deje inmediatamente el poder y lo entregue a una autoridad civil.

El boicot al que ha llamado el mayor grupo de la oposición, los Hermanos Musulmanes, ha sido en vano: este viernes ya se registra una de las manifestaciones más multitudinarias de los últimos meses. Y todavía siguen llegando cientos de personas al lugar. Las familias y los niños han regresado a la plaza, lo que ha contribuido a recuperar el ambiente festivo respecto a los últimos días, cuando se registraron violentos enfrentamientos que causaron 41 muertos por la represión de las fuerzas de seguridad.

'¿Cuántos muertos y heridos más debe haber?'

'¿Cuántas manifestaciones, cuántos muertos y heridos más debe haber para que se atiendan nuestras demandas? No importa si es hoy o mañana, la Junta tiene que dejar el poder', se cuestiona a la agencia Efe la joven Rasha Abuleneim, una de las manifestantes.

Mientras la plaza, símbolo de la libertad, sigue llenándose de manifestantes, el presidente de la Junta Militar egipcia, el mariscal Husein Tantaui, ha emitido un decreto por el que encarga la formación de un Gobierno de unidad nacional y le otorga 'todas las prerrogativas' a Kamal Ganzuri, primer ministro durante la presidencia de Mubarak, derrocado el pasado 11 de febrero por la presión del pueblo egipcio.

'Nos trajeron a un ladrón y nombraron a otro ladrón'

Tantaui 'ha decidido designar a Ganzuri como primer ministro para formar un Gobierno de salvación nacional y le ha otorgado todas las prerrogativas que le puedan ayudar a cumplir su misión con eficacia', informó la agencia Mena. Después de que se hiciese público que Tantaui se había reunido anoche con Ganzuri, de 78 años, se multiplicaron las informaciones acerca de su designación como primer ministro, pero no ha sido hasta hoy que se ha confirmado la noticia.

Los activistas de Tahrir ya han anunciado se pleno rechazo a esta designación y desde que comenzaron los rumores sobre su nombramiento se ha lanzado una campaña en las redes sociales que hace hincapié en su elevada edad y su pasado como alto cargo en el régimen de Mubarak entre 1996 y 1999. Asimismo, la plaza le ha recibido con cánticos de 'nos trajeron a un ladrón y nombraron a otro ladrón'.

En la plaza se oyen, sobre todo, tres nombres que los egipcios sí podrían aceptar como primer ministro: el izquierdista y líder del Partido Dignidad, Hamdeen Sabahi, que ha anunciado su intención de presentarse a las elecciones presidenciales; el islamista de los Hermanos Musulmanes Abdel Moneim Abul Futuh, o el Nobel de la Paz y  exdirector de la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA) Mohamed el Baradei.

En su primera intervención, Ganzuri ha declarado que dispondrá de 'más poderes que ningún otro jefe de Gobierno' en el pasado, y que logrará 'prerrogativas completas para servir a Egipto'. El nuevo jefe de Gobierno no cree que su Ejecutivo esté formado antes del comienzo de las elecciones legislativas el próximo lunes.

Ganzuri tendrá 'más poderes que ningún otro jefe de Gobierno' 

Sobre los comicios, la Junta Militar ha decidido modificar el calendario electoral para que haya más días para votación ante la presión de analistas y activistas, que habían denunciado que, dado al tamaño de la población egipcia -más de 80 millones- sería imposible que todo el mundo que quisiera votar pudiera hacerlo en un solo día.

Ganzuri explicó que 'muy pronto' se aprobará una enmienda que delimitará sus prerrogativas como primer ministro y presentó su experiencia como aval para su labor. De la misma forma, quiso aclarar que el jefe de la Junta Militar, con quien ha mantenido varias reuniones previas, 'no tiene intención de quedarse en el poder'.

'Si yo supiera que el mariscal quiere quedarse, no habría aceptado esta misión', aseguró, para agregar que, si la persona designada al frente del gabinete 'esperase recibir instrucciones, no merecería el puesto. Ganzuri ha hecho también un llamamiento a 'todas las corrientes y partidos políticos' del país para que propongan nombres para el nuevo gobierno.