Público
Público

'Talas' deja al menos nueve muertos y decenas de desaparecidos en Japón

El tifón también ha causado graves daños materiales y alteraciones en el transporte

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La depresión tropical 'Talas' ha arrojado intensas lluvias sobre el oeste de Japón el fin de semana, matando a nueve personas y dejando docenas de desaparecidos, ha informado la cadena pública NHK.

Por el momento, la tormenta, que ha causado numerosos daños materiales y alteraciones en el transporte, no ha provocado grandes interrupciones en la producción fabril y, según Tokyo Electric Power Co, la planta nuclear de Fukushima Daiichi, seriamente afectada por el tsunami de marzo, no ha sufrido daños.

'Talas', que tocó tierra en la isla occidental japonesa de Shikoku ayer, con vientos de hasta 180 km/hora e intensas precipitaciones, y ha atravesado la principal isla del archipiélago, ha pasado por la costa occidental esta mañana, con una velocidad de 10 km/hora en dirección nor-noroeste, según ha informado la Agencia Meteorológica.

En la prefectura de Nara, al oeste de Japón, podían verse deslaves y casas de madera derruidas por la riada. Wakayama, cerca de Nara, ha sido una de las provincias más afectadas, tras las crecidas de ríos y los corrimientos de tierra. Uno de los desprendimientos bloqueó una carretera en el pueblo de Tanabe, dejando incomunicadas a unas 308 personas.

Las comunicaciones en tren han quedado suspendidas debido al temporal en las regiones azotadas, algo que ha permitido evitar mayores daños, como los que hubiera podido ocasionar el derrumbe de un puente en el pueblo de Nachikatsuura, que era utilizado por una de las líneas de la compañía ferroviaria JR West y en el que no se produjeron víctimas.

Un responsable de la agencia meteorológica ha comunicado que se esperan más lluvias, aunque el centro de la tormenta ya haya atravesado Japón, y ha pedido a los residentes que permanezcan alerta.

Este duodécimo tifón de la temporada, que el Gobierno ha calificado como uno de los más dañinos de los últimos años, ha producido también cortes de luz y la evacuación de centenares de hogares, mientras que la baja velocidad con la que se desplazaba el frente ha infligido mayores daños y aún se alerta de posibles corrimientos de tierra. El Ejecutivo japonés ha puesto en marcha un equipo de investigadores para que evalúen el alcance de su paso.