Público
Público

Los talibán tiñen de sangre Pakistán antes de las elecciones

Los atentados y ataques se repiten por todo el país. "No aceptamos ese sistema de los infieles al que llaman democracia", aseguran los yihadistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La convocatoria de elecciones del próximo 11 de mayo en Pakistán se ha encontrado de frente con las armas de los talibán. Hombres armados han atacado este miércoles el convoy del candidato electoral de la Liga Musulmana Pakistán-Nawaz (PML-N) por el escaño NA-267 de la región beluche de Jhal Magsi, Amir Aziz Kurd, quien ha salido ileso. Un total de cuatro trabajadores de la formación política han resultado heridos de gravedad en el asalto, según ha informado el diario pakistaní Dawn.

El ataque no ha sido reivindicado por el momento, si bien se enmarca en una campaña de atentados por parte del grupo insurgente Tehrik-i-Taliban Pakistan (TTP) contra varios partidos seculares y contra el proceso electoral en su conjunto. Ya lo anunciaron el pasado 1 de mayo cuando enviaron una carta ordenando atentados. 'No aceptamos ese sistema de los infieles al que llaman democracia', decía el texto. Otras cinco personas han fallecido y 35 han resultado heridas en un ataque suicida en en Norte, en el distrito de Bannu.

Por otro lado, al menos 20 personas han resultado heridas este miércoles en la localidad pakistaní de Karachi tras el estallido de un artefacto explosivo improvisado ubicado en un bloque de cemento en una zona densamente poblada de la ciudad. 'La mayoría de los heridos son mujeres y niños, ya que las familias suelen pasear por la calle donde se vende comida, que permanece abierta hasta última hora de la noche', han indicado varias fuentes a la cadena.

Más de cien personas han muerto desde el pasado mes de abril a causa de la campaña de atentados de los talibán para sabotear las elecciones del próximo 11 de mayo, dirigida, sobre todo, contra tres de los principales partidos políticos del país, Movimiento Muttahida Qaumi (MQM), el Partido Nacional Awami (ANP) y el Partido Popular de Pakistán (PPP).

No han atentado contra la Liga Musulmana de Pakistán-N, el partido del primer ministro

En cambio, el TTP no ha atentado todavía contra la Liga Musulmana de Pakistán-N, el partido del primer ministro, Nawaz Sharif, que no ha dudado en cortejar a grupos políticos próximos a los insurgentes. Sharif, quien presumiblemente conseguirá la reelección como jefe del Ejecutivo, ha declarado que Pakistán debería reconsiderar su apoyo a la guerra de Estados Unidos contra el terrorismo islámico y se ha mostrado veladamente a favor de las negociaciones con los talibán.

Tampoco ha sido objeto de los atentados de los talibán el partido Pakistan Tehreek-e-Insaf (PTI), liderado por el antiguo jugador de cricket Imran Jan --gravemente herido el pasado martes a causa de un accidente durante un acto de campaña en Lahore--, quien ha propuesto el derribo de los aviones no tripulados de Estados Unidos y la retirada de las tropas pakistaníes de las zonas tribales pashtunes próximas a Afganistán, infestadas de insurgentes.

Mientras, en el vecino Afganistán, al menos once personas han fallecido en la localidad de Maiwand, ubicada en la provincia de Kandahar, durante una manifestación de condena a Pakistán por los últimos incidentes en la frontera común. El portavoz del gobernador, Javed Faisal, ha indicado que el suceso ha sido provocado por hombres armados que estaban infiltrados en la protesta y que abrieron fuego contra las fuerzas de seguridad. Faisal ha agregado que entre los fallecidos hay ocho hombres armados y ha especificado que no hay bajas entre las fuerzas gubernamentales. Asimismo, ha manifestado que han sido detenidos un presunto terrorista suicida y 30 supuestos milicianos que participaban en la manifestación, según ha informado la agencia afgana de noticias Pajhwok.