Publicado: 30.07.2015 16:37 |Actualizado: 30.07.2015 17:23

Los talibanes confirman la muerte del mulá Omar y nombran un nuevo líder

Eligen al mulá Ajtar Mansur, hasta ahora número dos. El grupo insurgente aplaza la segunda ronda de negociaciones de paz con el Gobierno afgano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

KABUL / ISLAMABAD.- Los talibanes han confirmado este jueves la muerte de su líder, el mulá Omar, un día después de que el Gobierno afgano anunciara su fallecimiento en Pakistán en 2013. "El liderazgo del Emirato Islámico (como los talibanes denominan Afganistán) y la familia del mulá Omar anuncian que el fundador del Emirato Islámico y su líder Amir-ul Momineen (Príncipe de los Creyentes) ha muerto debido a una enfermedad", indicó el grupo insurgente en un comunicado de su portavoz Zabihullah Mujahid.

En paralelo, el grupo insurgente ha elegido como nuevo líder supremo al mulá Ajtar Mansur, hasta ahora número dos del mulá Omar, según ha confirmado este jueves un veterano dirigente talibán al diario paquistaní The Express Tribune. Asimismo, los talibanes han comunicado el nombramiento de Sirajuddin Haqqani, también conocido como Jalifa, el jefe de los Haqqani como 'número dos' del líder talibán.



El mulá Ajtar Mansur fue ministro de Aviación en el régimen talibán, que gobernaron Afganistán desde 1996 hasta 2001, cuando fue derrocado tras el inicio de la invasión de Estados Unidos. El diario paquistaní ha señalado que Ajtar Mansur era el sucesor más probable junto al mulá Baradar Ajund tras la muerte del mulá Omar.

Fotografía de archivo sin fechar del fallecido líder de los talibanes, el mulá Omar. - EFE

El comunicado difundido para confirmar la muerte de su antiguo líder, los talibanes han defendido que "a pesar de la presión y de ser rastreado regularmente por Estados Unidos, el mulá Omar estuvo viviendo en Afganistán y durante los últimos 14 años nunca salió de Afganistán, ni por un día, y nunca viajó a Pakistán ni otro país".

"Estuvo manejando los asuntos del Emirato Islámico desde su residencia y hay suficientes pruebas de esto. Enfermó hace algún tiempo y su enfermedad se volvió grave en sus últimas dos semanas y finalmente murió", indicaron, sin precisar a qué periodo de tiempo se referían.

Agregaron asimismo que "el mulá Omar era un líder honesto de la 'umma' (comunidad) islámica, que mantuvo erguida la bandera del Emirato Islámico en tiempos difíciles". En el comunicado se indica que sus seguidores rezarán durante los próximos tres días en mezquitas y lugares públicos en memoria de su líder. 

El mulá Omar creó el grupo talibán en 1994 en plena posguerra del conflicto afgano-soviético y gobernó Afganistán con mano de hierro, imponiendo una rígida interpretación de la sharia o ley islámica. Así desde 1996 hasta 2001, año en que la invasión estadounidense acabó con su régimen por dar cobijo a Osama Bin Laden, líder de la red Al Qaeda, que atentó contra las Torres Gemelas de Nueva York. Desde entonces, había estado en paradero desconocido.

Conversaciones de paz aplazadas

El anuncio del relevo ha llegado en un momento especialmente importante, cuando Pakistán iba a acoger este viernes la segunda ronda de conversaciones de paz entre los talibán afganos y el Ejecutivo de Kabul. Sin embargo, el Gobierno paquistaní ha anunciado que esa segunda ronda se aplaza a petición de los talibanes pero no ha dicho nada sobre la nueva fecha en la que se celebraría el diálogo y ha confiado en que el movimiento integrista siga comprometido con el proceso de paz.

El Gobierno y representantes talibanes mantuvieron el 7 de julio en Pakistán su primera reunión oficial, tras encuentros informales en Qatar y Noruega en meses anteriores, y estaba previsto que esta semana llevaran a cabo su segunda reunión.

El Gobierno de Afganistán destacó este miércoles en un comunicado al respecto de la muerte del mulá Omar que "el terreno para las conversaciones de paz está más allanado que antes" y, por ello, pidió "a todos los grupos opositores armados que aprovechen la oportunidad para unirse al proceso de paz".