Público
Público

"Los talibanes van a dominar Afganistán"

Hamid Gul, ex director de los servicios secretos de Pakistán (ISI)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El general Hamid Gul (Sargodha, 1936) fue uno de los protegidos de Zia ul Haq, el dictador que rigió Pakistán entre 1977 y 1988. Gul llegó en esa época a dirigir el poderoso servicio secreto paquistaní (ISI), cuando esta agencia tuvo un papel clave en el respaldo a los muyahidines contra la ocupación soviética en Afganistán. Vive hoy retirado en una acomodada colonia cerca de Islamabad, a pesar de estar en listas de terroristas de EEUU y de Reino Unido. Documentos publicados por Wikileaks en julio revelan que Gul, ya jubilado, permitió que los talibanes se refugien y se organicen en Pakistán para preparar 'la democracia islámica'.

¿Qué lazos tiene usted con la insurgencia afgana?

Tengo lazos con todas las yihad del mundo, siempre que se hagan dentro de unas líneas definidas, como en Afganistán. No creo en matar civiles ni en actos terroristas. La yihad es como un vaso de leche fresca: no pondrías nada ácido dentro porque si no la echas a perder. La yihad debe ser como un derecho reconocido por la ONU.

¿Mantiene la red Al Qaeda la misma influencia que hace unos años?

Al Qaeda es un fenómeno creciente que no va a desaparecer, igual que el socialismo. La idea no murió con la caída de la URSS. Al Qaeda es una idea que seguirá vigente.

Varios países le consideran a usted un terrorista.

¡Los reto a que lo demuestren! Me temen porque sé muchas cosas y lo que digo va al corazón de muchas personas, no sólo de los musulmanes.

¿Cómo ve la situación actual de Pakistán?

La democracia en mi país no funciona. La corrupción va al alza, la Justicia está bloqueada y la economía está en situación límite. El Gobierno del presidente Asif Alí Zardari es malo y la gente pobre está sufriendo.

¿Cree en la estrategia de Obama en Afganistán?

Quiere cambiar cosas, pero no puede dar los pasos necesarios, excepto el despido de Stanley McChrystal, que me parece bien. El general Petraeus apuesta por cambios en la política de guerra contra el terror. Pero las democracias tradicionales, incluida la paquistaní y la estadounidense, tienen el problema de que una medida no puede aplicarse hasta que la respalde la opinión pública. Son los fallos de la democracia moderna.

¿Y en la democracia como sistema de gobierno?

Sí, es el mejor sistema, pero no quiere decir que tenga que ser en el modelo occidental. Podemos aportar uno propio, el de la democracia islámica, basada en una moral de inspiración divina. La democracia occidental evolucionó como una revolución contra la Iglesia porque la Biblia no es un libro de leyes. En cambio, el Corán sí lo es. La democracia occidental ha llegado a su fin, generó desigualdades, injusticias sociales, creó una atmósfera de avaricia en el que se busca explotar los recursos de otros países. Deben aplicarse las bases del orden divino y el Corán lo refleja.

Ese planteamiento puede llevar a más guerras.

La lucha en Afganistán es por la sharia [ley islámica]. Se dice que Occidente llegó para buscar a Osama Bin Laden, pero no, vinieron a destruir un nuevo modelo social que estaba surgiendo basado en el islam. Por eso son tan reticentes a retirarse del país. ¿Por qué no les cuesta tanto irse de Irak? Porque Irak es un país secular, pero el molá Omar y los suyos están luchando y sacrificándose por la sharia. Hay que dejar a los afganos que se gobiernen. Hubo luchas entre fuerzas en el pasado, pero esta vez no pasará porque los talibanes van a dominar.

¿No cree en el proceso electoral en Afganistán?

Las elecciones fracasaron incluso bajo la protección estadounidense. El consenso no es posible, así que habrá que empezar por la dominación. Más adelante se podrá adoptar un sistema que represente a todos los sectores del país, pero los extranjeros no deben intervenir demasiado.

¿Y qué tiene que hacer Pakistán?

Hay que cambiar la política y condicionar nuestro apoyo a la guerra contra el terror. Hay que exigir el fin de los ataques con aviones no tripulados y que no se use Pakistán para transportar armas.