Público
Público

Tanques sirios preparan el asalto de Homs

El Ejército cerca el cuartel general rebelde

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La artillería y los tanques sirios han intensificado los bombardeos indiscriminados sobre la ciudad de Homs, y particularmente sobre el barrio de Baba Amro, por décimocuarto día consecutivo, causando varias muertes en una acción concebida para allanar el camino de un posible asalto de la infantería. Las tropas habían ocupado anoche el vecino barrio de Inshaat, cuya resistencia se ha doblegado en parte.

Solo una calle separaba a las tropas del régimen de Baba Amro, donde los rebeldes locales tienen su cuartel general, pero aunque el Ejército ha penetrado ya varias veces en Inshaat en los últimos días, siempre ha tenido que abandonar el barrio por la noche para evitar las emboscadas de los rebeldes.

Protestas contra el régimen tuvieron lugar en varias localidades del país después de la plegaria del mediodía en las mezquitas bajo el lema 'Viernes de la resistencia popular'. La jornada se saldó con la muerte de al menos 48 personas, la mayoría en la provincia de Derá, según activistas de la oposición. Incluso se registraron protestas en barrios de Damasco, como Mezze, Al Qadem y Maidan.

El Observatorio Sirio por los Derechos Humanos, que tiene su sede en Londres, indicó que las Fuerzas de Seguridad abrieron fuego contra los manifestantes en Mezze, causando la muerte de un civil y heridas a otros doce. Las protestas en la capital están muy controladas ya que el régimen no quiere correr ningún riesgo. El barrio de Mezze no está muy lejos de la residencia del presidente Bashar al Asad.

La segunda ciudad del país, Alepo, que recientemente sufrió dos ataques con sendos coches-bomba contra edificios de las Fuerzas de Seguridad, que sirios y estadounidenses han atribuido a Al Qaeda, se ha mantenido relativamente tranquila desde el inicio de las protestas en marzo del año pasado. Sin embargo, según la oposición, se registraron protestas en doce barrios de la ciudad.

Por otra parte, el viceministro de Exteriores chino, Zhai Jun, llegó anoche a Damasco con la intención de mediar entre el régimen y la oposición, una tarea que se presenta difícil después de que China haya vetado una resolución en el Consejo de Seguridad de la ONU contraria al régimen sirio. 'China no aprueba el uso de la fuerza para interferir en Siria ni la presión exterior para lo que llaman un cambio de régimen', declaró Zhai antes de viajar a la capital siria.

El viceministro chino se reunirá con las máximas autoridades de Damasco y con miembros de la oposición en el interior del país que han decidido no boicotearlo a pesar de que el jueves China volvió a votar en contra de la resolución de la Liga Árabe que condenaba al régimen de Al Asad, esta vez en la Asamblea General de las Naciones Unidas.