Público
Público

Un taxista mata a 12 personas en el condado inglés de Cumbria

Un hombre disparó contra viandantes en la ciudad de Whitehaven. Luego se suicidó

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sólo Derrick Bird habría podido explicar lo que acababa de hacer. Pero nadie obtendrá ninguna respuesta porque después de matar a 12 personas y herir a otras 25 a lo largo del condado de Cumbria, en el noroeste de Inglaterra, se quitó la vida en un bosque de Boot in the Lake.

Tras de sí dejó poco más de cuatro horas en las que las llamadas de alerta de la Policía a los habitantes para que no salieran de sus casas, sirvieron de muy poco. Este taxista de 52 años se cobró su primera víctima a las 10.35 horas en el puerto de Whitehaven, una localidad de la que, como diría horas más tarde un compañero de profesión a la BBC, 'nadie había oído hablar nunca'.

El primero de la lista de 12 muertos era unotro taxista. 'No sabíamos que había pasado. El hombre al que mató era su amigo. Solían charlar en la parada de taxis. Todo el mundo le conocía y era amigo de todos', dijo Glenda Pears, directora de una de las compañías locales de taxis.

Pero Bird siguió con la carnicería conduciendo su vehículo en dirección sur y disparando a todo el que se cruzaba por su camino en las localidades de Egremont, Gosforth y Seascale. La Policía trataba de seguirle la pista y pedía información a los habitantes de las localidades cercanas, mientras rastreaba las carreteras con dos helicópteros. En total mató a otras 11 personas, entre los que se encuentra una señora de 66 años o un ciclista que recibió un disparo en el cuello, e hirió a 25. Tres de ellos se encontraban a última hora de ayer en estado gravedad.

La Policía dijo estar analizando hasta 30 escenarios del crimen y no quiso buscar de manera inmediata una explicación. 'Estamos en una fase muy temprana de la investigación como para adelantar si hay algún motivo en el tiroteo o si se hizo de manear aleatoria', dijo Stuart Hyde, oficial de Policía de Cumbria.

A medida que avanzaba el día se especuló con que Bird hubiera matado a su madre en uno de los tiroteos. También se supo que el taxista tenía dos hijos y lo que más llamaba la atención eran las descripciones que todos los que lo conocían hacían de él. 'Era una persona agradable, muy tranquila y reservada', dijo John Kane, un concejal de Whitehaven.

La noticia cogió al primer ministro, David Cameron, en su primera participación oficial en el Parlamento. 'Debemos estar alarmados y horrorizados por lo que ha sucedido en Cumbria. Cuando se destrozan vidas y comunidades enteras de esta manera, nuestros pensamientos deben permanecer con las familias en estos momentos tan trágicos', dijo.