Público
Público

Teléfono rojo, volamos hacia Madrid

Técnicos estadounidenses reactivan la línea telefónica directa entre la Casa Blanca y el palacio de La Moncloa.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EEUU, Barack Obama, llega este jueves por la tarde a Europa con el desafío de convencer a sus socios europeos de la bondad de sus propuestas económicas al resto de los países en la cumbre del G20 , en Londres.

Obama estará unos cuantos días en el viejo continente en lo que será una gira que durará varios días y en la que tendrá tiempo de reunirse con un gran número de gobernantes europeos, entre ellos José Luis Zapatero. 

Será la primera vez que Zapatero se reúna con un presidente de Estados Unidos. Se dará comienzo así a una nueva etapa en las relaciones entre España y Estados Unidos, una nueva etapa en la que el teléfono tendrá una importancia decisiva. 

Cuenta el diario El Mundo que técnicos de la Casa Blanca han viajado al palacio de La Moncloa para reactivar la línea telefónica directa entre ambos mandatarios. Esta línea fue instalada hace más de cinco años, en los tiempos de Aznar y Bush, pero luego entró en desuso y los técnicos estadounidenses dejaron de mantenerla. 

Ahora, con sólo descolgar el teléfono Zapatero podrá hablar directamente con Obama. La línea es muy segura: está a prueba de pinchazos y es capaz de encriptar las conversaciones. 

Aunque no es mas que una anécdota, la reactivación de la línea telefónica entre Moncloa y la Casa Blanca denota el interés de ambos países por recuperar unas relaciones bilaterales congeladas durante los últimos años. 

La visita de Obama a Europa tiene la clara intención, al margen del G-20, de estrechar vínculos con Europa. 

El jueves participará en la cumbre del G-20 con unas propuestas que se centrarán en la adopción de medidas para estimular la economía; la reforma del sistema regulador financiero; la lucha contra el proteccionismo y vías para evitar que la crisis se extienda a las economías emergentes.

La segunda etapa de su viaje le llevará, los días 3 y 4 de abril, a Estrasburgo y Kehl (Alemania), donde se celebrará la cumbre del 60 aniversario de la OTAN y en la que planea pedir a los aliados un mayor esfuerzo en el adiestramiento de las tropas afganas y la protección de las elecciones previstas en el país centroasiático el 20 de agosto.

En paralelo a esa reunión también mantendrá bilaterales con la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y pronunciará un discurso sobre las relaciones trasatlánticas.

Después viajará a Praga los días 4 y 5 para una cumbre con la Unión Europea.

Allí se reunirá también en un encuentro bilateral con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en la primera reunión de este tipo entre un jefe del Ejecutivo español y un presidente estadounidense en los últimos cinco años.

En Praga también pronunciará un discurso sobre la proliferación nuclear.

La última etapa de la gira europea de Obama será Turquía, donde en Ankara se reunirá con las autoridades del país y en Estambul participará en una mesa redonda con jóvenes europeos.