Público
Público

El temporal de nieve paraliza el tráfico aéreo en Europa

Unos 22.500 vuelos sufrieron cancelaciones y demoras. Las nevadas en el continente obligan a suspender 94 conexiones aéreas con España y el aeropuerto de Bruselas permanece cerrado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Carlos Ros y Teo Amat, dos jóvenes catalanes de 22 años que estudian este curso en Boston (EE UU), contaban las horas que les faltaban para llegar a casa después de tres días interminables en los que han viajado en todos los medios de transporte posibles. Volaron a Londres desde Boston el sábado pasado. Y, después de perder un día y medio atrapados en el aeropuerto londinense de Heathrow, que estuvo cerrado durante todo el fin de semana debido al temporal, empezó su odisea.

Los dos se fueron en tren hasta Dover, un pueblecito de la costa inglesa. Allí cogieron un barco hasta Calais, al norte de Francia, donde alquilaron el coche que les llevaría a Perpignan. 'Mi hermano nos vendrá a buscar por la noche para llevarnos a Barcelona', contaban, cuando aún les quedaban 600 kilómetros para llegar a la frontera francesa.

El temporal de nieve que paraliza los mayores aeropuertos europeos desde el pasado fin de semana ha dejado en tierra a centenares de pasajeros españoles que, como Carlos y Teo, volvían a casa por Navidad. La agencia europea para la seguridad aérea, Eurocontrol, aseguró que el temporal afectó al menos a 22.500 vuelos.

En España, las compañías cancelaron 94 conexiones con Alemania, Francia y Reino Unido

En España, las compañías cancelaron 94 conexiones entre aeropuertos españoles y de Alemania, Francia y Reino Unido. Hasta las 14.30 horas habían sido anulados 50 de los 245 vuelos previstos entre España y Francia; 40 de los 359 con el Reino Unido y cuatro de los 304 vuelos programados con Alemania, según fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA). Estas cancelaciones se suman a los más de 200 vuelos que Aena tuvo que anular durante el fin de semana.

El aeropuerto londinense de Heathrow reanudó sus vuelos, con sólo una pista operativa, después de permanecer cerrado durante un día y medio. Centenares de pasajeros tuvieron que pasar la noche del sábado en el aeropuerto y montar campamentos improvisados. Carlos y Teo tuvieron más suerte porque llegaron a primera hora de la mañana, cuando la compañía British Airways todavía tenía abierta su ventanilla. 'Nos dijeron que nos pagarían la noche de hotel y los taxis al aeropuerto', cuenta Carlos.

Aunque la situación empezó a normalizarse después de cuatro días de temporal intenso, el aeródromo de Heathrow todavía acumulaba a última hora cancelaciones y retrasos, igual que otros aeropuertos más pequeños, como Gatwick, Stansted y Luton. El transporte en tren y por carretera también se vio afectado en el Reino Unido, donde los termómetros llegaron a registrar 19 grados bajo cero.

En otro punto, Alemania, las fuertes nevadas que han caído a diario durante la última semana han paralizado el aeropuerto de mayor tráfico en la Europa occidental, el de Fránkfort. Desde el viernes pasado, han sido cancelados 1.800 vuelos, casi un tercio de los programados.

El caos en Alemania no sólo afectó a los aeropuertos

Hoy, al menos 292 vuelos de los 1.325 previstos tuvieron que ser anulados. Además, otros aeropuertos alemanes como el de Düsseldorf, Hamburgo, Berlín y Schönfeld suman decenas de cancelaciones.

El caos en Alemania no sólo afectó a los aeropuertos. Varias gasolineras cerraron por desabastecimiento y el Gobierno cerró las carreteras a vehículos pesados. Las placas de hielo complicaron la circulación y provocaron embotellamientos y tráfico lento.

Por último, en Francia, los aeropuertos de Orly y Charles de Gaulle volvieron a funcionar después del cierre del fin de semana. Aun así, continuaron los retrasos. El 30% de vuelos previstos en el aeródromo de París-Charles de Gaulle fueron cancelados por la nieve y el hielo. Y precisamente el hielo provocó también el cierre del aeropuerto de Bruselas (Bélgica), que permanecerá clausurado hasta mañana miércoles. Los pasajeros se quedaron en tierra por falta de líquido anticongelante, que se utiliza para retirar el hielo de las alas de los aviones.

Las bajas temperaturas que han azotado España los últimos días han remitido, aunque todavía se mantienen en alerta 16 provincias por lluvias, nieve, viento y oleajes.

En Cádiz se esperan precipitaciones de 80 litros por metro cuadrado en 12 horas y rachas máximas de viento de 70 kilómetros por hora. También hay riesgo de lluvias en Córdoba, Huelva, Málaga y Sevilla, pero en este caso de 40 litros por metro cuadrado en 12 horas.

En Ceuta, Badajoz y Cáceres, Metereología ha activado la alerta amarilla por precipitaciones que pueden alcanzar los 15 litros por metro cuadrado.

Hay riesgo de nevadas en León, Palencia, Huesca, Girona, Lleida y Asturias. La cota se sitúa en torno a los 1.200 metros en el norte y cerca de los 1.500 en la zona centro.

Las temperaturas, tanto diurnas como nocturnas, subirán hoy en toda la península.