Público
Público

Todos somos tendenciosos e injustos con Israel

Lo único que no me queda claro es si los cientos de niños palestinos muertos y heridos son también cómplices de tan sucia campaña antisemita

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Resulta que el relator de derechos humanos de la ONU para Palestina, Richard Falk, es un hombre que, pese a ser judío, tiene opiniones 'sesgadas' e 'injustas' contra Israel, según nos aleccionó el martes el Departamento de Estado norteamericano. Como coincido con sus juicios sobre la matanza de casi un millar de civiles en Gaza, me doy cuenta de que yo también hago análisis tendenciosos sobre las acciones del Ejército israelí.

Igualmente 'unilaterales' con Israel son, claro, las organizaciones israelíes Médicos por los Derechos Humanos, por denunciar que los militares impidieron a los socorristas atender a los heridos, y Romper el Silencio, por difundir testimonios de soldados sobre los abusos de su Ejército. Y no digamos cuán parcial es Amnistía Internacional al presentar pruebas del uso de bombas de fósforo blanco en zonas densamente pobladas y pedir información sobre los extraños explosivos empleados, cuyas heridas los cirujanos no saben cómo curar.

Por descontado, es 'delirante' que el juez Fernando Andreu de la Audiencia Nacional considere criminal lanzar premeditadamente un proyectil de una tonelada contra un barrio residencial y matar a 14 inocentes, en su mayoría niños, además de dejar gravemente heridos a otros 150 civiles.

Ni qué decir tiene que la prestigiosa revista The Lancet es maledicente cuando afirma que Israel causó una catástrofe hospitalaria atroz al bombardear clínicas y ambulatorios e impedir el suministro de fármacos y material médico en las zonas urbanas donde su Ejército estaba causando miles de heridos.

Lo único que no me queda claro es si los cientos de niños palestinos muertos y heridos son también cómplices de tan sucia campaña antisemita.