Público
Público

Tensión China-EEUU por la disputa marítima en Asia

Wen Jiabao advierte a Obama de que "no debe involucrarse" en el conflicto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras una intensa semana de acusaciones, advertencias y amenazas veladas, EEUU y China se reunieron este sábado para tratar de encauzar sus conflictos más recientes: la guerra de divisas y las disputas territoriales en el mar de China Meridional. El presidente Barack Obama y el primer ministro Wen Jiabao mantuvieron un encuentro en Bali (Indonesia), en el marco de la Cumbre de Asia Oriental, que en-globa a 16 países de la región, más Rusia y EEUU. Según afirmó la delegación norteamericana a bordo del Air Force One que llevó de vuelta a Obama a Washington, la actitud de Wen fue 'constructiva'.

El eterno debate sobre la cotización del yuan fue el eje de la conversación. Obama reprochó a Pekín que su moneda sigue artificialmente devaluada, lo que da a China ventaja exportadora sobre sus competidores y aumenta los desequilibrios globales. La delegación china no desveló si Wen se comprometió a acelerar la apreciación del yuan.

Pekín asegura que Washington se está inmiscuyendo en un asunto 'bilateral'

El momento de mayor tensión entre ambos líderes llegó al hablar sobre la disputa a seis bandas por la soberanía del mar de China Meridional. A Pekín le ha sentado muy mal que EEUU despliegue a partir del año que viene a 2.500 militares en Australia y que apoye a los países rivales de China en este conflicto: Vietnam, Taiwán y Filipinas. En un discurso posterior, Wen llamó a los países del sureste asiático a mantener 'la mente clara'.

'Debemos dirigir nuestro destino con firmeza, y no aflojar el ritmo o vacilar en el avance hacia nuestros objetivos', dijo el premier chino en un intento de decantar de su lado a sus vecinos. Luego le lanzó un dardo a Washington: 'Las potencias exteriores no deberían involucrarse bajo ninguna circunstancia en la gestión de las disputas del mar de China Meridional'.

Pekín considera una 'falta de respeto' que EEUU haya abordado esta pugna territorial 'en términos generales' durante la cumbre de la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN), ya que es 'un asunto que se debe tratar bilateralmente entre China y los países implicados', según argumentó este sábado la agencia estatal de noticias Xinhua.

El Gobierno chino reclama la totalidad de las aguas del mar de China Meridional

EEUU, por su parte, adoptó al final del encuentro un tono mucho más suave que el utilizado por Obama días atrás en Australia. 'No tenemos ningún interés, ninguna reclamación, no tomamos parte en esta disputa', aseveró Tom Donilon, consejero de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. 'Pero sí creemos que se debería desarrollar un proceso diplomático colaborativo para resolver estas reclamaciones. Se debe solucionar de manera pacífica y de acuerdo a las normas y leyes internacionales'.

La Casa Blanca asegura que su único objetivo es garantizar la 'estabilidad' y el 'libre comercio' en el corredor del mar de China Meridional, cuyas aguas albergan el 35% del comercio marítimo mundial. Sin embargo, Pekín, que reclama soberanía sobre todo ese mar, acusa a Washington de querer cimentar su influencia política, económica y militar sobre la zona y detener así la expansión de China en esas aguas, que EEUU y varios países asiáticos consideran 'hegemónica' e irrespetuosa con las leyes internacionales.

Cada vez más analistas ven este conflicto como el punto de colisión internacional más peligroso de los próximos años, debido al poderío de los países implicados y a la escalada armamentística que está provocando en toda la región el ascenso y las exigencias de China.