Público
Público

La tensión étnica de Urumqi mantiene al mundo en vilo

Turquía llevará el conflicto de los uigures al Consejo de Seguridad de la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La comunidad internacional ha reaccionado con gran preocupación ante los enfrentamientos ocurridos desde el pasado domingo en la región occidental china de Xinjiang entre miembros de la minoría musulmana uigur y de la mayoría han, y la contundente intervención del Ejército.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció este miércoles que pondrá el conflicto uigur en la agenda del Consejo de Seguridad de la ONU.

Turquía es un país receptor de uigures por sus estrechos lazos culturales y su origen común. Los exiliados uigures que viven en Turquía, apoyados por partidos islamistas y nacionalistas turcos, exigen al Gobierno una condena pública por la actuación del régimen chino contra la minoría musulmana uigur.

Desde la ONU, la alta comisionada para los Derechos Humanos, Navi Pillay, se mostró 'alarmada por el alto número de muertos' registrados durante los enfrentamientos y definió lo sucedido como 'tragedia de grandes proporciones'. La alta comisionada solicitó una investigación transparente e independiente sobre lo ocurrido que aclare por qué hubo tantas víctimas.

Por su parte, la vecina Rusia confió este miércoles en que la situación de Xinjiang se normalice en breve gracias a 'las medidas tomadas por las autoridades chinas en el marco de la ley para garantizar el orden público', en palabras del ministro de Asuntos Exteriores, Sergei Lavrov.

En un comunicado, Larov subrayó que Moscú 'considera Xinjiang parte integrante de China y que lo acontecido allí es asunto exclusivamente interno' de ese país. Rusia, que hace frontera con Xinjiang, apoya a las autoridades chinas, pues no le interesa que la inestabilidad en la provincia pueda llegar a afectarle.

La Unión Europea llamó a la moderación de todas las partes y a una resolución pacífica del conflicto. A través de un comunicado, el presidente de turno europeo, el sueco Fredrik Reinfeldt, manifestó una 'gran preocupación por los disturbios'.

Desde Estados Unidos, la secretaria de Estado, Hillary Clinton, quien comenzará un viaje por el sureste asiático la próxima semana, manifestó la 'profunda preocupación' de su país por lo acontecido en Xinjiang. 'Conocemos la larga historia de tensión y descontento en la zona, pero pedimos contención a todas las partes enfrentadas', ha subrayado Clinton en unas declaraciones recogidas por la emisora Voice of America.

Las relaciones entre Wa-shington y la comunidad uigur son delicadas, debido a que Estados Unidos ha mantenido arrestados en Guantánamo durante años a 17 uigures. Cuatro de ellos fueron enviados recientemente a las islas Bermudas, dentro del plan de cierre de Guantánamo impulsado por Obama. Pekín reclama la extradición de los detenidos a su país, mientras que la Administración de Obama teme que sean torturados o ejecutados si los entrega.