Público
Público

La teoría del complot trata de rescatar a Strauss-Kahn

El círculo de poder del exdirector del FMI le presenta como la víctima de una vil conjura

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los detectives contratados con sueldos millonarios por Dominique Strauss-Kahn ya han desembarcado en un remoto pueblo de Guinea Conakry, en busca de basura sobre el pasado de la mujer de la limpieza presuntamente agredida en Nueva York por el entonces director gerente del FMI y aspirante estelar a la Presidencia de Francia.

Pero en los cenáculos del París selecto, la información basura que circula es otra. La habitación donde la estrella DSK (como se le conoce en Francia) se convirtió en ángel caído era la 2.806. El día 28 del mes 06, junio, era la fecha de la apertura de las primarias del Partido Socialista (PS) francés. Una coincidencia que alienta las teorías de la conspiración.

Los detectives de DSK buscan basura en el pasado de su supuesta víctima

La guardia pretoriana strauss-kahniana, en K.O. técnico desde el domingo pasado, todavía no ha entregado sus armas a alguna de las otras personalidades que rivalizaban con DSK por la presidencia de Francia. Y, en paralelo, varios periodistas célebres y columnistas destacados, conocidos por su cercanía con los strauss-kahnianos, están dejando circular una idea. La de que es evidente que DSK fue víctima de un complot, especialmente perverso y diabólicamente bien montado.

Maquiavelo ha resucitado, para destrozar la carrera meteórica de DSK, y según esas teorías conspiracionistas, este hombre es un santo y un revolucionario. La primera en disparar la tesis del complot fue, el domingo pasado, la edil regional strausskahniana Michèlle Sabban. 'Estoy convencida de que hay un complot internacional', espetó, asegurando que los maquiavelos de la conjura pretendían 'decapitar al FMI'.

Curiosamente, muy pronto se apuntaron a la tesis de la conspiración varios tenores conservadores. 'Probablemente le tendieron una trampa y cayó', dijo la exministra de Nicolas Sarkozy Christine Boutin. El maquiavelo, para ella, podría ser 'el FMI, la derecha o la izquierda francesa'.

En los foros circulan todo tipo de teorías para las que no se aportan pruebas

También el actual ministro de Cooperación, Henri de Rain-court, dijo que 'no se puede evitar pensar en una trampa'. Y, cómo no, el tribuno Bernard-Henri Lévy puso sustancia a la tesis del complot, asegurando que es inimaginable que la limpiadora y supuesta víctima se quedara sola en la 2.806. 'En la mayoría de grandes hoteles neoyorquinos están previstas brigadas de limpieza', compuestas por dos personas', dijo. Con esa frase se ganó centenares de bromas de la prensa norteamericana, que ironizó sobre una mujer de la limpieza africana que, en la mente de Henri Lévy, es 'un agente de la conspiración antisocialista y transatlántica para hacer caer a Strauss-Kahn'.

No faltan, en los foros de internet franceses, versiones que atribuyen la conjura a este u otro sector del Partido Socialista, aunque nadie aporta la más mínima prueba, ni una respuesta a la pregunta más básica que subyace tras tal hipótesis: ¿cómo podría cualquier dirigente del PS montar un complot en una habitación VIP de uno de los hoteles neoyorquinos que tiene los mejores detectives encargados de proteger a la jet set que allí se aloja?

Dos documentos presentan al acusado como un líder revolucionario

En otros foros, se evoca al maquiavelo mayor del reino, el presidente, Nicolas Sarkozy, como posible autor de la conjura. Pero los internautas se pierden en conjeturas para apuntalar, sin éxito, la tesis.

Entre esos empellones, una frase de DSK rescatada por Libération señalando que se temía un complot para echarle del FMI, y un sondeo efectuado por un socio del líder socialista señalando que el 57% de los franceses creen en el complot, la maquinaria se ha embalado este fin de semana.

De cara al público, varios columnistas influyentes, como Anne Romanoff, retoman explícitamente la tesis del complot. Animadores de radio, como Pascale Clark, de France Inter, insisten en frases ambiguas que insinúan la posibilidad de la conjura.

Más interesante aún es que la teoría de la conjura se impulsa desde el mundo de la teoría política. Así, la guardia pretoriana strauss-kahniana ha hecho circular dos análisis del think tank canadiense Centre for Research on Globalisation.

En ellos se afirma sin ambages que DSK fue víctima de una trampa, que podría deberse a que Strauss-Kahn estaba convirtiendo al FMI en una auténtica organización de izquierda, un 'agente para la redistribución de la riqueza' y para 'realizar políticas sociales que garanticen oportunidades para todos'.

Pero esos análisis se basan exclusivamente en discursos, tanto de DSK como del Nobel Joseph Stiglitz, y no en la política real llevada a cabo por la ex estrella social liberal al frente del FMI.