Público
Público

TEPCO se disculpa ante los accionistas por Fukushima

Katsumata pidió respaldo al plan de reestructuración para pagar los elevados costes de la crisis, que le obligará vender activos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente honorario de TEPCO, Tsunahisa Katsumata, ha pedido disculpas a los accionistas del grupo por las 'molestias y preocupación ' causadas tras el accidente nuclear en la central nuclear de Fukushima, de la que la eléctrica es propietaria.

Durante la primera junta de accionistas tras el desastre del 11 de marzo, Katsumata pidió comprensión y respaldo al plan de reestructuración de la compañía para hacer frente a los elevados costes de la crisis, que le obligará vender activos y reducir su tamaño.

La reunión de hoy se celebra en un hotel del sur de Tokio con un número récord de participantes, cerca de 8.600, y en medio de estrechas medidas de seguridad ante las protestas anunciadas por varios grupos de activistas.

En la agenda del día está la ratificación de la dimisión del actual presidente , Masataka Shimizu, quien durante la presentación de resultados, el 20 de mayo, anunció que dejaría su puesto para asumir la responsabilidad por el accidente nuclear.

Shimizu será sustituido por Toshio Nishizawa, actual director general de TEPCO.

Durante la reunión de hoy la sociedad deberá afrontar también una moción presentada por un grupo minoritario de unos 400 accionistas que le insta a abandonar la generación de energía atómica y a desmantelar los reactores existentes.

La eléctrica, única proveedora de energía de la zona metropolitana de Tokio, deberá afrontar también las protestas por su trayectoria en Bolsa, donde ha visto cómo su valor se ha desmoronado desde el 11 de marzo hasta perder más de 25.000 millones de euros.

Las acciones de la mayor eléctrica de Japón tocaron el pasado 9 de junio un mínimo histórico de 148 yenes por título, frente a los más de 2.000 yenes que valían antes del accidente nuclear.

Unas 15 toneladas de agua con bajo nivel de radiación de filtraron desde una zona de almacenaje en la planta, según el organismo de vigilancia nuclear de Japón.

TEPCO asegura que aún está investigando la causa de la filtración, que fue reparada después de ser descubierta.

Una gran cantidad de agua contaminada con distintos niveles de radiación ha sido almacenada en tanques de contención en la planta después de ser usada por el operador de la central para enfriar los reactores dañados.

La empresa está tratando de usar un sistema de descontaminación que limpia agua radiactiva para que pueda ser reciclada y usada para enfriar los reactores, pero se ha encontrado con dificultades técnicas.