Publicado: 07.08.2014 10:19 |Actualizado: 07.08.2014 10:19

Tercer día de calma en Gaza a la espera de que se amplíe la tregua

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Israel y Gaza amanecieron este jueves en calma y con la esperanza de que la tregua de 72 horas que las partes acordaron para negociar una salida al conflicto siga en vigor al concluir el plazo mañana, a las 8.00 locales (5.00 GMT).

El alto el fuego, respetado hasta ahora de forma estricta por ambas partes, entró en vigor el martes a primera hora a petición de Egipto, que ayer solicitó a ambos que lo renueven durante el viernes y sábado, fin de semana en la región.

Fuentes en la oficina del primer ministro israelí consultadas por Efe han sugerido la disposición de su país a aceptar la prórroga, aunque dicen que no habrá una confirmación oficial e insisten en que su postura es la de que "la calma siempre será respondida con calma".

Por parte de las milicias, varios portavoces, entre ellos el dirigente Musa Abu Marzuk, que se encuentra en El Cairo con la delegación de Hamás, han desmentido en las últimas horas que hayan aceptado la prórroga.

Sami Abu Zuhri, portavoz en Gaza, calificó de "infundados" los anuncios de varios medios de que la prórroga estaba ya acordada.

Los desmentidos palestinos son considerados por Israel una "extorsión", en palabras del ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, que cree que se trata de una estratagema de Hamás para presionar en la mesa de negociaciones.

Lieberman se quejó de ellos al secretario de Estado de EEUU, John Kerry, en una conversación esta madrugada, informan medios locales.

Asimismo, un destacado ministro del Gobierno israelí citado hoy por la edición digital del diario Yediot Aharonot afirma que su país "responderá y fuerte" si las milicias vuelven a lanzar cohetes.

Israel desmovilizó ayer a cerca de 30.000 efectivos de la reserva en la creencia de que las gestiones egipcias tendrán éxito, pero conserva aún a cerca de 50.000 hombres a las puertas de Gaza por si considerase necesario reanudar la Operación Margen defensivo.

Más de 1.800 palestinos y 67 israelíes murieron en los 29 días que duró la ofensiva militar de Israel contra Hamás y las milicias armadas, que ha sido la más grave desde 1967.