Publicado: 22.01.2014 08:16 |Actualizado: 22.01.2014 08:16

Termina sin acuerdo la reunión sobre la crisis del Canal de Panamá

Los representantes del Grupo Unidos por el Canal, la Autoridad del Canal de Panamá y Zurich sólo decidieron volver a conversar.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La reunión entre la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), la aseguradora Zurich y el consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC) sobre la crisis en la ampliación de la vía acuática terminó este martes sin acuerdo, aunque con el compromiso de volver a conversar.

Tanto el gerente de GUPC, el español Bernardo González, como el administrador de la ACP, Jorge Quijano, coincidieron en declaraciones por separado que el único compromiso es el de seguir negociando una solución. González se negó a brindar más declaraciones, mientras Quijano habló con los periodistas para adelantar que Zurich, que custodia la fianza que depositó GUPC para acometer la construcción del tercer juego de esclusas, ha "tomado un papel más activo". La aseguradora propone soluciones a la crisis de fondos que tiene el grupo constructor, liderado por la española Sacyr, explicó el administrador.

Quijano dijo que no podía dar detalles de "la propuesta de Zurich" porque "no estoy autorizado por ellos", y aclaró que la aseguradora ha pedido "una cantidad enorme de información", que aún no ha recibido, por lo que "hay que darle tiempo". No obstante, se mostró optimista porque el "rol activo" de la aseguradora está facilitando las cosas, y "por lo menos hoy nos entendimos y aclaramos" detalles con el consorcio. "Posiblemente el próximo lunes nos volvamos a reunir, mañana es seguro que no", añadió Quijano.

En cuanto a las posiciones, agregó que la ACP mantiene su propuesta para solucionar la crisis y que consiste en un adelanto de 100 millones de dólares, una mora de dos meses a la devolución de un anticipo previo de 83 millones de dólares otorgado al GUPC, y que este aporten otros 100 millones de dólares. "Todo dentro del contrato", reafirmó Quijano.

Reconoció que el consorcio mantiene su reclamo de "sumas astronómicas fuera del contrato", lo cual "ya no se puede financiar" por esa razón. Enfatizó que GUPC mantiene reducido el ritmo de trabajo a entre un 27 % y un 30 % de actividad, lo cual es una razón que "puede considerarse una de las causales para rescindir el contrato". "Ellos tiene un programa que no lo están siguiendo ni en diciembre ni en enero", añadió.

POr la mañana, antes de un receso de la reunión que se retomó en la tarde, Quijano anunció que el GUPC "acaba" de notificar a la ACP a través de una carta que ha extendido hasta el 31 de enero próximo el aviso de suspensión total de las obras. "Nosotros tenemos mucha tolerancia", respondió Quijano al ser preguntado por un periodista si se puede negociar bajo amenaza.

El GUPC dijo el pasado domingo que a partir de ayer podía parar en "cualquier momento" las obras de ampliación, y la ACP contestó que esa amenaza no tenía ningún sustento legal porque se basa en na cláusula del contrato que no aplica al caso.

El consorcio envió a la Autoridad del Canal el 30 de diciembre pasado un preaviso diciendo que el 20 de enero podía suspender las obras porque "sobrecostos" superiores a los 1.600 millones de dólares lo dejaron si liquidez para continuar. GUPC ganó en 2009 la licitación internacional para construir el tercer juego de esclusas del Canal de Panamá por casi 3.200 millones de dólares y tenía el compromiso de concluirlo en octubre de este año, cuando se cumple un siglo de operaciones de la vía, pero ya antes de esta crisis admitió un retraso hasta junio de 2015.