Publicado: 04.01.2016 08:38 |Actualizado: 04.01.2016 08:38

Un terremoto de 6,7 grados deja ocho muertos y 200 heridos en India

Los equipos de rescate se afanan por rescatar a los atrapados entre los escombros en Imphal. El seísmo sacó a los habitantes de Bangladesh y Nepal de sus casas, e incluso fue percibido en la ciudad birmana de Rangún, a 1.170 km al sur de la ciudad india.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Una de las calles de la ciudad india de Imphal, tras el terremoto de este lunes, 4 de enero de 2016. REUTERS

Una de las calles de la ciudad india de Imphal, tras el terremoto de este lunes, 4 de enero de 2016. REUTERS

GUWAHATI, INDIA.- Un potente seísmo golpeó el sur de Asia antes del amanecer el lunes, matando al menos a nueve personas en la India e hiriendo a casi 200 más, mientras los equipos de rescate se esforzaban por liberar a los atrapados entre escombros en medio de cortes eléctricos y de telecomunicaciones.

El servicio geológico de Estados Unidos dijo que el seísmo de magnitud 6,8 se produjo a 57 km de profundidad y a 29 km al este de Imphal, la capital del estado indio de Manipur, que limita con Myanmar.

El terremoto sucedió mientras muchos habitantes estaban dormidos, y algunos tejados y escaleras de edificios se derrumbaron en la ciudad, de unos 270.000 habitantes. "Fue como ser zarandeado en una sartén", dijo Joy Thanglian, un empleado de 33 años de la empresa de energía Bharat Petroleum. "Luego salimos fuera", dijo.

La Policía y los hospitales de Imphal informaron en uno de los primeros balances que la cifra de muertos era de seis, con 100 personas heridas, 33 de ellas graves. En el aeropuerto, los vuelos eran normales, aunque un muro se derrumbó y apareció una grieta en una terminal, según el testimonio de un empleado.



Algunas de los testimonios recabados por Reuters son críticas a la supuesta lentitud de respuesta de las autoridades, asegurando que aunque el ejército estaba retirando escombros, parecía carecer de equipamiento pesado para hacerlo. "No hemos visto ninguna ayuda por parte del Gobierno", dijo el voluntario llamado Kangujam. "El Gobierno no nos ha dado ninguna información", afirmaba.

Por el momento no ha sido posible hablar inmediatamente con responsables del Gobierno que lideran los esfuerzos de rescate. El primer ministro indio, Narendra Modi, tuiteó que estaba en contacto con las autoridades en el noreste. Los equipos de rescate de Guwahati, en el estado vecino de Assam, se preparaban para alcanzar Imphal.

En Bangladesh y Nepal, la gente salió de sus casas y el terremoto también se sintió en la ciudad birmana de Rangún, unos 1.176 km al sur, dijeron residentes.

Los medios de Bangladesh dijeron que tres personas murieron por ataques cardíacos y la policía dijo que al menos había 90 heridos.

Un responsable del departamento de meteorología de Myanmar en Naypyitaw, la capital, dijo que no había informaciones de daños ni víctimas mortales en Myanmar, aunque todos los balances se consideran provisionales por el momento.