Publicado: 18.04.2014 17:08 |Actualizado: 18.04.2014 17:08

Un terremoto de magnitud 7,2 sacude el sur de México

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un fuerte terremoto sacudió hoy el centro y sur de México sin causar víctimas, aunque sí daños materiales, cortes en la electricidad y la telefonía, así como crisis nerviosas entre la población en plena festividad de Semana Santa.

El Servicio Sismológico Nacional fijó el movimiento telúrico en una magnitud de 7,2 en la escala de Richter, en lugar del 7 estimado en un principio, y situó su epicentro a 40 kilómetros al sur de Petatlán, muy cerca de la costa del estado sureño de Guerrero, y a 10 kilómetros de profundidad.

El temblor registrado a las 09.27 hora local (14.27 GMT) se sintió en 14 de los 32 estados del país, pero en ninguno de ellos se han reportado hasta ahora lesionados o daños graves en las infraestructuras, según Protección Civil. La zona cercana al epicentro es turística por excelencia y en estos días de Semana Santa está a toda su capacidad, por lo que el sismo generó numerosas escenas de pánico y crisis nerviosas entre los turistas que se encuentran en los hoteles de esta zona costera.

El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, aseguró que no se había informado de "daños humanos" por el movimiento telúrico, aunque sí de derrumbes de tapias y cortes en el servicio eléctrico y telefónico en algunas zonas de la capital. Sobre la posibilidad de un tsunami, indicó que la Secretaría de Marina ha dicho que no hay riesgo de que se produzca, dado que el mar registra un movimiento "no superior a los 40 centímetros".

El alcalde de la capital, Miguel Ángel Mancera, reportó el desplome de vallas, edificios con grietas que hay que verificar y vidrios rotos, sobre todo en la zona céntrica de Ciudad de México. Sobre el corte del servicio eléctrico en varias zonas de la urbe, explicó que se debe a la caída de dos transformadores y se mostró confiado en que pronto se restablecerá. Además, indicó que una importante vía registra una grieta, pero descartó un "daño estructural".

La estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) indicó en un comunicado que ya trabaja en el "restablecimiento del servicio en los sitios que registran fallas", si bien destacó que "no hay daños en el sistema" nacional.

El aeropuerto internacional de esta capital no sufrió daños, aunque sigue la revisión de todas las instalaciones y pistas, mientras la terminal opera con normalidad. En el metro de Ciudad de México se interrumpió el servicio durante un minuto tras el movimiento sísmico, lo que motivó algunas escenas de caos entre los viajeros.

En Guerrero, las autoridades de ese estado dijeron que no tenían informes sobre víctimas, aunque en la zona de la costa se vieron escenas de pánico entre los turistas que se agolpan allí por las vacaciones de Semana Santa. En el balneario de Acapulco, a 150 kilómetros del epicentro, también hubo cortes de energía eléctrica y de la red de telefonía móvil. Además, se informó de un deslizamiento en la autopista que conecta a ese centro turístico con la capital mexicana.

Según fuentes del Servicio Sismológico Nacional, tras el sismo de 7,2 en la escala de Richter se han registrado 76 réplicas con magnitudes de entre 3,5 y 4,8. La mayoría de los movimientos telúricos en México se generan en los estados del sur, sobre todo en Guerrero y Oaxaca.

El 21 de agosto pasado un sismo de magnitud 6 causó daños materiales en el puerto de Acapulco, donde dos hospitales tuvieron que ser evacuados, y obligó a suspender las clases. México se encuentra en una de las zonas sísmicas más importantes del mundo, dado que interactúan placas tectónicas como las del Pacífico, Cocos, Norteamérica, Caribe y Rivera.