Público
Público

'The Economist' explica qué es un chorizo bajo una foto de Rajoy

El semanal británico detalla en un artículo la actual crisis del PP después de las revelaciones de los papeles de Bárcenas. Asegura que los españoles "han perdido el respeto a sus políticos".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Un chorizo ​​es una salchicha ​​española que va bien acompañada de una copa de Rioja, [...]. Chorizo ​​es en argot un estafador o tramposo'. Así comienza un artículo del prestigioso semanario inglés The Economist sobre el escándalo de los papeles de Bárcenas que supuestamente revelan pagos en dinero negro a la cúpula del PP durante dos décadas.

Titulando 'el partido conservador en el Gobierno es sacudido por un dañino escándalo de corrupción', el semanario económico, considerada por algunos como la 'la Biblia del liberalismo', explicaba el significado de este embutido a sus lectores justo debajo de una foto de Mariano Rajoy. De ese modo arranca un largo artículo en el que explicaba con todo lujo de detalle lo publicado por los diarios El Mundo y El País y hacía un repaso por la difícil situación que atraviesa el Partido Popular en la actualidad.

Si hace unos días el influyente Financial Times quien cargaba duramente contra el Gobierno y contra el mismo Rajoy en un editorial en el que pedía una investigación 'transparente e independiente', este viernes todos los economistas angloparlantes conocerán al detalle la crónica de unas semanas negras para el PP y para la confianza de los mercados en nuestro país.

Al igual que el Financial Times, The Economist se pregunta si este escándalo 'derribará al Gobierno', al lo que el rotativo inglés no responde, pero deja grandes críticas contra la 'lentitud' de la Justicia española y asegura que 'fue un acto contraproducente' dar carta blanca a los partidos durante la transición democrática ya que, siempre según este semario, los casos de corrupción en España no son sólo propios del PP, algo que ilustra con un breve repaso de los casos de Urdangarin, Convergencia i Unió y PSOE, para terminan sentenciando que 'los españoles han perdido el respeto a sus políticos'.