Publicado: 22.02.2014 13:11 |Actualizado: 22.02.2014 13:11

Timoshenko, ante miles de manifestantes: "No tenéis derecho a iros hasta que haya un cambio real"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La ex primera ministra ucraniana Yulia Timoshenko ha salido en libertad después de que la Rada Suprema (Parlamento) aprobara este sábado una resolución para "cumplir los compromisos internacionales" de poner en libertad a la líder opositora, en prisión desde 2011 por "delitos económicos" de corrupción. La dirigente abandonó la clínica de la ciudad oriental de Járkov donde se encontraba ingresada desde mayo 2012. Llegó a Kiev y se dirigió hacia el Maidán, la plaza epicentro de las protestas, donde la esperan decenas de miles de manifestantes opositores allí congregados.

A su llegada a la capital ucraniana procedente de la ciudad de Járkov, Timoshenko dijo a los periodistas que todos los culpables del derramamiento de sangre y de la muerte de decenas de personas deben ser castigados. "No seremos dignos de la memoria de esas personas que murieron, que nos abrieron el camino, si no castigamos a todos y cada uno de aquellos que les arrebataron la vida, que golpearon a los estudiantes y a nuestros pacíficos religiosos", señaló.

Anuncia que se presentará a las elecciones presidenciales anticipadas del 25 de mayo

Nada más aterrizar en Kiev, Timoshenko, que apareció con su característica trenza anudada a la cabeza y sentada en una silla de ruedas, fue trasladada en un coche a la calle Grushevski, escenario de los peores enfrentamientos este mes, para rendir homenaje a los muertos en estos disturbios. Después se dirigió al vecino Maidán, la plaza de la Independencia, que aparecía totalmente repleta, con decenas de miles de personas.

Nada más ser liberada en Járkov, Timoshenko anunció que se presentará a las elecciones presidenciales anticipadas que se celebrarán el 25 de mayo próximo, tal como aprobó hoy el Parlamento, que además destituyó de su cargo al presidente Víktor Yanukóvich.

Contra todo pronóstico, Timoshenko fue derrotada por Yanukóvich en las elecciones celebradas en 2010, tras lo que fue procesada y condenada a siete años por la firma de un acuerdo de gas con Rusia que las nuevas autoridades consideraron oneroso para las arcas del país. También fue acusada de estar implicada en el asesinato del empresario y diputado Yevgueni Sherban en 1996, cargo que le podría haber acarreado una pena de 12 años de prisión.