Publicado: 22.11.2013 08:40 |Actualizado: 22.11.2013 08:40

El tirador de París dejó una carta criticando a banqueros y periodistas

Abdelhakim Dejar, el hombre que irrumpió en dos sedes de medios de comunicación armado e hirió a un fotógrafo escribió otra misiva, en este caso de suicidio, y ya ha sido puesto bajo detención preventiva por

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Abdelhakim Dejar, el hombre detenido en relación con el tiroteo en el diario Libération y el banco Société Général de este lunes, dejó dos cartas, una en la que da a entender que va a suicidarse y otra en la que critica a periodistas y banqueros, según informa el diario Le Figaro.

La primera misiva fue encontrada durante el registro del vehículo aparcado en un parking subterráneo de Bois-Colombes, en Altos del Sena, en el que fue encontrado ayer en estado semicomatoso tras haber ingerido medicamentos. "En caso de funeral, si muero, no quiero que se tomen muestras", ha escrito.

La segunda carta ha sido entregada a la Policía por el testigo que le acogía en su casa y que fue quien dio ayer la alerta a la comisaría de Courbevoie. El contenido de esta ha sido considerado como "delirante" por una fuente conocedora del caso, dado que menciona de forma que la fuente considera "incoherente" asuntos políticos e incluso hace referencia a "países extranjeros y conflictos internacionales". En la misiva, alude a un "complot fascista", expresa su odio hacia los periodistas, a los que califica de "journaputes" (perioputas), y menciona las prisiones en las que pasó su pena de cuatro años, a las que compara con un símbolo del capitalismo.

El sospechoso fue ingresado en el hospital Louis-Mourier de Colombes tras su arresto y, según informa Le Monde, ya ha sido puesto bajo detención preventiva por intento de asesinato, rapto y secuestro. Asimismo, se le someterá a un examen psiquiátrico para aclarar los motivos de su forma de actuar ya que, según este diario, en las misivas no hace referencia a los hechos.

El ministro del Interior de Francia, Manuel Valls, había confirmado que el detenido había sido identificado como Abdelhakim Dejar, condenado en 1998 por facilitar el arma con el que una pareja mató a cuatro personas durante una huída de la Policía en 1994. Dejar, también apodado Toumi, fue condenado a cuatro años de cárcel en 1998 por facilitar el fusil que se utilizó en el conocido como caso Rey-Maupin.

Los jóvenes Florence Rey y Audry Maupin protagonizaron en octubre de 1994 una persecución por la capital que concluyó con la muerte de tres policías, el conductor de un taxi y el propio Maupin. Rey fue condenada a 20 años de cárcel, pero pudo abandonar la prisión en 2009.