Publicado: 28.12.2015 12:54 |Actualizado: 29.12.2015 09:20

Los tornados y las tormentas dejan más de 40 muertos en EEUU

Fuertes tormentas golpearon el fin de semana el sur, suroeste y medio oeste estadounidense desatando inundaciones y tornados que derrumbaron edificios e impidieron los desplazamientos de millones de personas. Los muertos son ya 44.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Una señal que felicita la Navidad cubierta de agua en la ciudad de Elba (Alabama), por las fuertes tormentas que han azotado el centro de EEUU. REUTERS/Marvin Gentry

Una señal que felicita la Navidad cubierta de agua en la ciudad de Elba (Alabama), por las fuertes tormentas que han azotado el centro de EEUU. REUTERS/Marvin Gentry

DALLAS.- Fuertes tormentas golpearon el fin de semana el sur, suroeste y medio oeste de Estados Unidos, desatando inundaciones y tornados que mataron al menos a 44 personas, derrumbaron varios edificios e impidieron los desplazamientos de millones de personas, que regresaban de las festividades navideñas al cancelarse 1.400 miles de vuelos.

Los residentes que sobrevivieron al estallido de tornados ocurrido este fin de semana en el norte de Texas y a fuertes tormentas en otras zonas de Estados Unidos permanecen en alerta por el incesante temporal de invierno, que amenaza ahora con nieve y más inundaciones a los estados del medio oeste del país.



Con las 25 muertes ocurridas en las últimas horas en los estados Texas, Misuri e Illinois, el número de muertos por clima severo en Estados Unidos desde el pasado miércoles asciende a 44, según informaron las autoridades.

Mientras estos estados hacen balance de los daños sufridos, el Servicio Meteorológico Nacional (NWS, en sus siglas inglés) alertó de que la amenaza de mal tiempo sigue vigente y que la misma zona que vio pasar los tornados el sábado hoy puede sufrir inundaciones.

En Misuri e Illinois, al menos 13 personas resultaron heridas. En la primera, los servicios de emergencia evacuaron a los habitantes de sus hogares y realizaron decenas de rescates, dijo el domingo el gobernador Hay Nixon.

Otra zona afectada fue Dallas, donde fallecieron 11 personas y decenas de personas resultaron heridas, en la cuarta ciudad más poblada del país, con unos 7 millones de habitantes, informaron las autoridades el domingo.

"Es una devastación total", lamentó el teniente Pedro Barineau, portavoz de la policía de Garland. "Es un momento muy complicado para ser afectados por un tormenta tan horrible, el día después de Navidad. El hecho de que la gente haya sobrevivido, es increíble", explicó en una rueda de prensa Barineau, el municipio más afectado de la zona con ocho muertos y unas 600 casas destruidas o con daños. El tornado que estalló sobre Garland fue clasificado por los meteorólogos como EF4, el segundo nivel más dañino, con vientos que alcanzaron las 200 millas (320 kilómetros) por hora.

Una mujer recoge medicinas de su casa en Mississippi, destrozada por el tornado que ha azotado estas Navidades el centro de EEUU REUTERS/Northeast Mississippi Daily

Una mujer recoge medicinas de su casa en Mississippi, destrozada por el tornado que ha azotado estas Navidades el centro de EEUU REUTERS/Northeast Mississippi Daily

Se cree que cinco de las muertes, sufridas por personas que viajaban en coches, fueron producto del paso de tornados cerca de la autopista estatal 190 y la interestatal 30. Las autoridades indicaron, además, que más de 600 estructuras en el norte de Texas sufrieron daños por los tornados y las tormentas.

El Servicio Meteorológico Nacional informó que se registraron cinco tornados en Texas y uno en Oklahoma el sábado. El servicio indicó además que se habían emitido varias advertencias para grandes áreas de Estados Unidos el domingo, que incluyen advertencias de ventiscas en zonas de Nuevo México, Texas, Oklahoma y Kansas e inundaciones entre Texas y Ohio.

Al margen del norte de Texas, quizás la zona más afectada del país, el NWS también puso en alerta a Oklahoma, Tennessee y partes de Ohio por lluvia y nieve, así como a los estados de la costa este y del Golfo de México por tormentas.

Además, más de 1.400 vuelos fueron hoy cancelados, en su mayoría en los aeropuertos de Chicago y de Dallas, mientras que unos 2.600 sufrieron retrasos. Estos se suman a los 1.640 que ya fueron anulados el domingo, además de 6.400 con retrasos, según el buscador de vuelos FlightAware.

También este fin de semana murieron en inundaciones nueve personas en Misuri y cinco en Illinois, mientras que antes de Navidad ya habían fallecido 10 personas en Misisipi, seis en Tennessee, dos en Alabama y una en Arkansas.

Los gobernadores de Texas, Misuri, Oklahoma, Nuevo México, Alabama, Misisipi y Georgia ya han declarado el estado de emergencia en sus estados.