Público
Público

Trece muertos en un tiroteo en una base militar de Texas

El presunto autor de la matanza fue abatido. Se trata de un psiquiatra militar que no quería ir al frente 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Trece personas han muerto y otras 31 han resultado heridas como consecuencia de un tiroteo que se ha registrado en la base militar estadounidense de Fort Hood, en Texas, confirmó el Pentágono. La seguridad de las bases en EEUU ha sido incrementada, aunque el FBI descarta un móvil terrorista.

Según las informaciones recogidas por varios medios estadounidenses tres soldados abrieron fuego contra el personal del cuartel. Bob Cohen, portavoz del ejército, confirmó más tarde que sólo había un agresor. Tras el incidente, que se produjo a las 13.30 horas (20.30 horas en España), en primera instancia, se había informado que había muerto durante el intercambio de tiros, sin embargo, el general Bob Cone, comandante de la unidad militar informó más tarde de que el 'atacante no había muerto' y de que 'está hospitalizado'.

Asimismo, el diario estadounidense The New York Times identifica a este agresor como el comandante Nidal Malik Hasan, un psiquiatra de 40 años experto en trastornos de estrés postraumático que debía partir en los próximos días al frente, a Irak o Afganistán.

Según reveló la senadora republicana Kay Bailey, de Texas, a la cadena NBC, Malik Hasan estaba 'muy disgustado' tras la orden de su desplazamiento a territorio de guerra. Según fuentes militares, en los últimos días se le había dado al comandante, de origen jordano, una baja calificación por su trabajo en el hospital de la base texana.

Además, estaba siendo investigado por unos comentarios publicados en Internet en los que comparaba a las personas que se suicidan en un atentado con un soldado que se lanza sobre una granada a punto de explotar para salvar la vida de sus camaradas.

A las 16.23 (hora local) se desconocía si todas las víctimas eran civiles o militares, aunque una fuente citada por la emisora MSNBC apuntaba a que todos podían ser soldados. En Fort Hood, uno de los centros militares más grandes del mundo y la más importante de EEUU, están acuartelados 4.929 oficiales en activo y 45.414 soldados. Además, emplea a más de 9.000 civiles, la mayoría residentes en pueblos de los alrededores, informa Antonio Lafuente.

Fort Hood es uno de los centros militares más grandes del mundo

Según televisiones locales, alguno de los soldados que estaban en el centro podrían haber respondido con sus propias armas al presunto atacante, que iba armado con rifles M16. La cadena CNN informaba durante los primeros instantes de que eran tres los autores de los disparos eran detenidos, y que dos de ellos habían sido detenidos mientras que el tercero, el comandante Malik Hasan había sido abatido.

El suceso se produjo en una de las instalaciones de la base con más afluencia de personal, en el centro de preparación que acoge a los soldados antes de ser enviados al frente, donde son vacunados y reciben las últimas instrucciones.

El Pentágono no ha facilitado más detalles del incidente, del que ya ha sido informado el presidente de EEUU, Barack Obama. Las autoridades han desplazado equipos de emergencia a la base militar, que ha sido clausurada temporalmente, para atender a los heridos. También se han cerrado las escuelas más próximas.

La base texana ha sido escenario de actos violentos en los últimos años

La situación de estrés, que puede llevar a un desequilibrio mental transitorio, que sufren los soldados que ahora viven en la base, pero que han permanecido destinados en zonas de conflicto como Irak o Afganistán, no se descarta como una de las posibles causas desencadenantes de este suceso.

De hecho, Fort Hood ha sido escenario de constantes actos violentos en los últimos años. En 2008, un soldado de 21 años perteneciente al primero de Caballería mató a su lugarteniente y después se suicidó. Meses después se reprodujo una situación parecida cuando un soldado se quitó la vida después de matar a otro compañero, informa Antonio Lafuente.


View Larger Map