Público
Público

Trece muertos en un tiroteo en una sede de la Armada de EEUU

El autor de los disparos, con acceso legítimo a la instalación militar, muere abatido por la policía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos trece personas han muerto y varias han resultado heridas en el tiroteo registrado este lunes por la mañana en la Comandancia de Sistemas Navales de la Armada en Washington, según fuentes policiales. El tiroteo comenzó a las 8:20 horas de la mañana (12:20 horas GMT) cuando un atacante, identificado como Aaron Alexis, abrió fuego. Alexis ha muerto tras ser abatido por las fuerzas de seguridad. (Ver fotogalería)

Obama califica el tiroteo como 'un acto cobarde'. 'Ésta es otra matanza', dice

En un principio las autoridades policiales anunciaron que buscaban a otros dos sospechosos que se habían dado a la fuga. Sin embargo, varias horas después del suceso la jefa de la policía de Washington, Cathy Lanier, señaló que confían en que el único responsable del tiroteo es Alexis, identificado como un subcontratista que tenía acceso legítimo a la instalación militar. En base a testimonios de testigos y heridos, e imágenes de cámaras de vigilancia, existía 'el potencial de que podía haber otros tiradores implicados', explicó.

Entre los heridos hay tres, un agente y dos mujeres, en estado crítico, según una portavoz del MedStar Hospital Center donde están ingresados. 'El agente de policía trasladado aquí presenta múltiples heridas de bala en las piernas', añadió. Una de las mujeres tiene una herida en el hombro, la otra heridas en la cabeza y la mano. La portavoz dijo que, de acuerdo con lo comunicado por los heridos, en el ataque se usaron armas automáticas.

La prensa estadounidense habla además de que entre las víctimas mortales podrían figurar dos mandos policiales y un oficial de Seguridad de la Marina. La Policía ha desplegado en la zona del edificio en el que se ha registrado el tiroteo varios equipos de SWAT (la unidad de intervención más puntera de la Policía).

Lanier señaló que, por ahora, las autoridades creen que todas las víctimas identificadas son 'civiles y contratistas', aunque señaló que la investigación sigue en curso 'y todavía tenemos trabajo por delante'. Aunque Lanier dijo que no se divulgarán los nombres de las víctimas hasta que sus familiares sean notificados, el alcalde de Washington, Vincent Gray, precisó que todas las víctimas mortales tenían edades de entre 46 y 73 años.

En el lugar del crimen se han desplegado equipos de la Policía militar, Policía del Capitolio y de la Policía Local de Washington. La Policía del Capitolio ha anunciado un refuerzo de la seguridad en las inmediaciones de la sede parlamentarias. La sede militar tiroteada se encuentra a unos escasos cuatro kilómetros de la Casa Blanca.

Las autoridades han levantado la orden de que los vecinos del área permanezcan dentro de sus residencias, y probablemente reabrirán todas las calles de acceso en un plazo de algunas horas.

Entre los heridos hay tres en estado crítico tras recibir los disparos de un arma automática

En un primer momento, los vuelos del cercano aeropuerto nacional Ronald Reagan fueron suspendidos para facilitar las operaciones de helicópteros policiales, medida que ha sido levantada y el tráfico aéreo ha quedado reabierto. Además, seis escuelas del Distrito de Columbia, al que pertenece Washington, han sido cerradas y como medida de precaución los alumnos permanecen en los centros.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha condenado el tiroteo, que ha calificado como 'un cobarde acto'. 'No conocemos todavía todos los hechos', afirmó el mandatario al comenzar una comparecencia ante los medios, que había sido convocada para hacer balance de la marcha de la economía estadounidense. 'Sabemos que numerosas personas resultaron heridas y algunas han muerto', añadió. 'Ésta es otra matanza. Todos conocemos los peligros del servicio en ultramar, pero ahora vemos los peligros aquí', lamentó Obama.

El ataque a la sede naval de Washington se produce menos de tres semanas después de que un psiquiatra del Ejército de EEUU, el mayor Nidal Hasan, fuera condenado a muerte por matar a 13 personas en 2009 en Fort Hood, Texas. Hasan mató a soldados desarmados en un ataque que luego calificó de venganza por las guerras de EEUU en países musulmanes.

DISPLAY CONNECTORS, SL.