Publicado: 02.12.2013 22:40 |Actualizado: 02.12.2013 22:40

El tren que descarriló en Nueva York casi triplicaba el límite de velocidad en la zona del accidente

Según han confirmado los investigadores, el ferrocarril circulaba a 132 kilómetros por horas en un zona limitada a 48

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El tren de cercanías que descarriló el domingo en Nueva York circulaba a una velocidad de 132 kilómetros por hora en una zona limitada a 48, según anunciaron este lunes los investigadores.

Aproximadamente cinco segundos antes de que la locomotora se detuviera se aplicó el máximo de presión en los frenos, según los datos técnicos divulgados por el Consejo Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) durante una rueda de prensa.

Cuatro personas murieron y más de sesenta resultaron heridas cuando el tren descarriló en la mañana del domingo en una curva pronunciada en el barrio de El Bronx.

El maquinista del convoy, que también resultó herido, aseguró momentos después del sinistro que los frenos no funcionaron correctamente. El tren estaba impulsado por una locomotara situada en el último vagón, en lugar de al principio, como es habitual.

El gobernador de Nueva York, Andrew Coumo, admitió el domingo desconocer con exactitud lo que había sucedido y aseguró que el trabajo de los peritos del  Consejo Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB) será fundamental y se centrará precisamente en la escesiva velocidad de la que hablaban varios viajeros y qeu este domingo se ha confirmado.

El accidente se produjo alrededor de las 7.20 horas (hora local) cuando el tren se disponía a tomar una complicada curva, clasificada como de baja velocidad, de camino a la estación de Spuyten Duyvil, a la altura del Bronx.

El tren había salido de la localidad de Poughkeepsie y se dirigía a la terminal de la estación central de Manhattan con unas 150 personas a bordo, según ha informado un portavoz de la Autoridad Metropolitana de Transportes.