Publicado: 21.11.2013 16:44 |Actualizado: 21.11.2013 16:44

Tres directivos de IKEA en Francia son imputados por espionaje

Dentro de la operación sobre el supuesto espionaje de la empresa a sus empleados y clientes que se abrió tras una denuncia periodística

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tres directivos de la filial francesa del grupo sueco Ikea fueron imputados el pasado martes por la tarde dentro de la investigación abierta por el supuesto espionaje de la empresa a sus empleados y clientes.

Entre los imputados se encuentran el director general de Ikea Francia, Stefan Vanoverbeke; el director financiero, Dariusz Rychert, y el predecesor de Vanoverbeke, Jean-Louis Baillot, que ayer fueron interrogados por la Policía Judicial de Versalles.

Los tres son sospechosos de haberse informado ilegalmente sobre los antecedentes judiciales de sus trabajadores y clientes, y han sido llevados ante la Justicia después de que un grupo de trabajadores denunciara en marzo de 2012 esas supuestas prácticas.

El primero que las destapó fue en febrero de ese año el semanario satírico Le Canard Enchaîné, que aseguró que la empresa tenía acceso a un gran fichero policial y que llevaba a cabo ese espionaje a través de un acuerdo con la sociedad privada de seguridad Sûreté International.

Desde la apertura de la investigación en 2012, han sido imputadas una decena de personas, además de cuatro funcionarios de policía, sospechosos de haber sido pagados por la compañía a cambio de la información contenida en esos archivos.

En octubre de 2012, el antiguo responsable de los servicios de seguridad en la filial francesa, Jean-François Paris, reveló al diario Le Monde que la empresa sabía que se realizaban esos controles, que, según aseguró, también eran habituales en las sedes de otros países.