Publicado: 13.02.2014 07:44 |Actualizado: 13.02.2014 07:44

Tres muertos en Venezuela tras las protestas de la oposición

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos tres personas murieron en una jornada de marchas en Caracas y en varias ciudades de Venezuela convocadas por grupos opositores al Gobierno de Nicolás Maduro.  El presidente venezolano denunció un "rebrote nazifascista" mientras que sus adversarios le acusan de suspender las garantías.

Lo que en principio era una marcha pacífica por el centro de Caracas contra el Gobierno de Nicolás Maduro y sus políticas económicas y las recientes detenciones de estudiantes por altercados en el oeste del país, degeneró en enfrentamientos violentos que acabaron con la vida de dos personas. Los fallecidos son Juan Montoya, miembro de un colectivo chavista al que dispararon con armas de fuego activistas opositores, y Basil Da Costa, estudiante. Además, una tercera víctima se registró en horas de la tarde en Chacao, municipio del este de Caracas, en incidentes atribuidos por el alcalde de la localidad, Ramón Muchacho, a "grupos irregulares". Todo empezó cuando grupos de encapuchados atacaron edificios oficiales. Además se produjeron 23 heridos y hay al menos 25 detenidos por los incidentes en marchas en todo el país.

Maduro repudió la violencia y afirmó que en las acciones que se registaron hay autores materiales y también intelectuales. "Toda la información que manejo indica autores materiales de esta violencia directos, pero también indica autores intelectuales", dijo Maduro durante un discurso transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión.

"En Venezuela estamos enfrentando un rebrote nazifascista y lo vamos a derrotar. No habrá golpe de Estado en Venezuela, tengan la seguridad absoluta, que lo sepa el mundo", agregó.

Maduro: "En Venezuela estamos enfrentando un rebrote nazifascista y lo vamos a derrotar"

"Yo llamo a la paz, no va a haber impunidad", dijo tras expresar su apoyo a las investigaciones que realizará la Fiscalía General para determinar posibles responsables de los desmanes, que incluyeron la quema de varios vehículos en las inmediaciones de la sede de la Fiscalía en Caracas.

La fiscal general, Luisa Ortega, denunció, además, el daño a propiedades aledañas a la Fiscalía por parte de grupos de encapuchados y prometió "actuar con firmeza y contundencia" frente a lo que consideró "una acción planificada, premeditada para generar caos en el país".

La réplica no se hizo esperar en boca de los organizadores de la marcha: los opositores Leopoldo López, María Corina Machado y el alcalde Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma, que acusaron a Maduro de querer "suspender" las garantías y llamaron a más marchas.

"Este es un Gobierno frágil [...] lo muestra Maduro cuando pretende decirnos a los venezolanos que va a suspender las garantías [...] ¿A cuenta de qué? Eso es una suspensión de garantías sin decirlo abiertamente", afirmó López.

"Nos duele en el alma, Venezuela se acuesta y se levanta mañana de luto, pero al mismo tiempo Venezuela se acuesta pensando en el compromiso que tenemos con nosotros mismos. Un pueblo que no se rinde [...] defendiendo sus derechos, defendiendo su presente y su futuro", afirmó por su parte Ledezma.

"Así como condenamos los hechos de violencia, le decimos a los venezolanos que la lucha continúa y hacemos un llamado a todas las familias de Venezuela a que nos mantengamos en pie de lucha [...] en tono sereno pero firme", añadió.

El excandidato presidencial Henrique Capriles, que se desmarcó públicamente de la iniciativa de Machado y López condenó la violencia, asegurando que esas acciones no pueden manchar la demostración de protesta cívica ciudadana que hubo hoy.

Maduro anunció que la Fiscalía venezolana emitió orden de captura contra el exdiplomático Fernando Gerbasi e Iván Carratú, exjefe de la Casa Militar durante el Gobierno de Carlos Andrés Pérez (1974-79 y 1988-93), por supuestamente estar prevenidos de que hoy iba a haber muertos en el país tras una marcha de la oposición.

El presidente se refirió a un audio difundido el martes por un programa de televisión en el canal público VTV en el que supuestamente Gerbasi advierte a Carratú de que alguien que ya le había prevenido el 11 de abril de 2002, en el inicio del golpe contra Hugo Chávez, le dijo que hoy iba a haber muertos.

"¿Por qué el señor este Gerbasi le dice a Iván Carratú Molina que alguien lo llamó, que lo había llamado la misma persona que le alertó el 11 de abril, que tuviera cuidado que iba a haber muertos?", cuestionó Maduro.