Publicado: 01.05.2014 20:48 |Actualizado: 01.05.2014 20:48

Tres muertos y entre 20 y 30 atrapados al derrumbarse una mina de oro ilegal en Colombia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos tres mineros han muertos y entre 20 y 30 han quedado atrapados debido al derrumbe que se ha producido en una mina de oro explotada de forma ilegal en Colombia. El accidente en la explotación, ubicada en el municipio de Santander de Quilichao, en el departamento colombiano del Cauca, suroeste del país, se produjo al derrumbarse un talud.

El siniestro se produjo a las 23.00 (horas local) del miércoles, cuando unas 30 personas estaban trabajando en el interior del yacimiento de la vereda de San Antonio. "Hay 30 personas que, posiblemente, están sepultadas bajo tierra. Cuando llegamos, se apoyó el rescate de tres personas, lamentablemente, sin vida", declaró el director seccional de Socorrismo de Cruz Roja en Cauca, Julián Prado.

Prado ha indicado que, además, "otras cinco personas llegaron por sus propios medios al hospital de Santander de Quilichao con algunas lesiones" y, de acuerdo con el coordinador de urgencias de dicho centro sanitario, Felipe Ordóñez, ya han sido dadas de alta. El gobernador del Cauca, Temístocles Ortega, precisó, por su parte, que el derrumbe dejó también ocho heridos.

El comandante del Cuerpo de Bomberos de Quilichao, Víctor Claros, confió en poder rescatar con vida a los mineros que han quedado atrapados, pero advirtió, en declaraciones a Caracol Radio, de que la operación es compleja por la profundidad a la que se encuentran. Los equipos de emergencias ya han iniciado las tareas de rescate y han logrado descender hasta una profundidad de 20 metros y localizar a los atrapados.

La directora de la Defensa Civil de Santander de Quilichao, Graciela Tovar, reconoció que realmente no saben cuántas personas están atrapadas porque las informaciones que tienen se basan en cálculos de personas que estaban trabajando en la mina, sin registros oficiales. Según Tovar, como se trata de una mina ilegal, muchas personas ingresan en el turno de noche para evitar cualquier control de las autoridades, lo que dificulta que se sepa exactamente cuántas estaban dentro cuando se produjo el derrumbe.

El gobernador exigió al Gobierno de Juan Manuel Santos que clarifique la legislación sobre minas. Ortega criticó asimismo que las autoridades de la región han denunciado en varias ocasiones la actividad ilegal de la mina que no ha podido ser cerrada "por ineficiencia del Estado", dijo.

El primer intento se produjo el pasado 11 de diciembre en la vereda El Palmar, pero unos 800 mineros se enfrentaron a la Policía y al secretario del Gobierno municipal, Ricardo Cifuentes, quien finalmente dejó el cargo por amenazas. Dos meses después, en la vereda de San Antonio, donde se ha producido el accidente, decenas de mineros ilegales impidieron que las fuerzas de seguridad se llevaran sus máquinas y clausuraran el yacimiento aurífero.

Este es el segundo accidente que ocurre en menos de una semana en una extracción minera ilegal en Colombia. El pasado viernes, cuatro mineros murieron y 65 más se intoxicaron por inhalación de gases tras una explosión en una extracción ilegal de oro en Buriticá, en el departamento de Antioquia, en el noreste del país.