Público
Público

Siete muertos en los asaltos policiales contra los secuestradores yihadistas en Francia

Dos operaciones simultáneas de las fuerzas de élite francesas acaban con tres jornadas de tensión tras la masacre en 'Charlie Ebdo'.  En la jornada han resultado muertos los hermanos Kouachi, su cómplice Coulibaly y cuatro rehenes.

Publicidad
Media: 3
Votos: 17
Comentarios:

Captura del vídeo que muestra la explosión en la tienda judía de París al comienzo del asalto policial. REUTERS/BFMTV

Tercer día de masacre terrorista en Francia. Hoy han sido siete los muertos.

Dos operaciones policiales lanzadas de forma simultánea por las fuerzas de élite francesas han acabado con tres jornadas de tensión máxima en el país que comenzaron con la masacre terrorista en el semanario satírico Charlie Hebdo y han concluido hoy con tres yihadistas abatidos y cuatro rehenes muertos.

Sobre las cinco de la tarde las fuerzas especiales iniciaban sendas operaciones en una imprenta en Dammartin-en-Goele, a unos 40 kilómetros al noreste de París, y en un supermercado de la capital gala. En la primera localización, la imprenta, se encontraban atrincherados los hermanos Said y Cherif Kouachi, presuntos autores de la matanza de 12 personas en Charlie Ebdo. Tras un intercambio de disparos con la policía ambos han sido abatidos.​

Según las primeras informaciones tenían un rehén con ellos, pero posteriormente se ha sabido que los terroristas desconocían que hubiese una persona en el edificio, ya que éste se había ocultado e informaba a la policía por teléfono desde su escondite. 'Le Figaro' ha identificado a esta persona como Lilian, de 27 años y grafista de profesión. Tras ocultarse cuando entraron los secuestradores, escribió a su padre: "Me he escondido en la primera planta. Creo que han matado a todo el mundo. Avisa a la policía para que intervenga".

A la misma hora, las fuerzas de seguridad asaltaban la segunda localización, un supermercado judío 'Hyper Cacher' del barrio de Vincennes, en el que se encontraba un tercer yihadista, Amedy Coulibaly, supuesto autor de la muerte ayer de una agente de policía, con un número indeterminado de rehenes.

Esta operación se ha saldado con cinco muertos: el propio Coulibaly y cuatro rehenes.

Agentes de Policía sacan a los rehenes de la tienda de París asaltada. /AFP

'Al Qaeda en Yemen' e ISIS

Antes del desenlace, el canal de televisión francés BFMTV habló con los terroristas de los dos escenarios. Cherif Kouachi aseguró a los periodistas que había sido enviado por 'Al Qaeda en Yemen'.

Posteriormente, antes de morir abatido por la policía, Coulibaly aseguró por su parte que "obedecía al califa del Estado Islámico", Abu Bakr al Bagdadi, y que se había coordinado con los hermanos Kouachi para cometer sus crímenes.

En la comunicación también informó de que había acabado con la vida de cuatro rehenes.

Las operaciones de las fuerzas de élite se produjeron poco después de que el presidente de Francia, François Hollande, se reuniese de emergencia a su gabinete de crisis sobre seguridad, entre ellos al primer ministro, Manuel Valls, y el titular de Interior, Bernard Cazeneuve.

Hollande llama a los franceses a "estar vigilantes" tras la nueva matanza

"Implacables contra el racismo"

Fue el propio mandatario galo quien dio la doble orden de asalto, según ha revelado el primer ministro Manuel Valls. "Habría podido ser más largo y todavía más dramático", añadió el jefe del Ejecutivo francés antes de concluir que el desenlace de las operaciones ha supuesto "un alivio".

En un discurso televisado, Hollande llamó  a los franceses a ser "implacables con el racismo y el antisemitismo" y aseguró que los terroristas abatidos hoy "no tienen nada que ver" con la religión musulmana, en un discurso a la nación.

La toma de rehenes en el supermercado que acabó con la muerte de cuatro personas más el secuestrador, según dijo, es un "acto antisemita espantoso". "Nuestro país ha sido atacado tres días seguidos y le ha hecho frente", dijo.

Tras expresar su solidaridad a las familias de las víctimas y felicitar a las fuerzas de seguridad por su "valor", recordó que Francia "no ha terminado con las amenazas", por lo que pidió vigilancia, unidad y movilización.

Tres días de frenética persecución

La operación de hoy en Dammartin puso fin a tres días de frenética persecución policial en el norte de Francia en busca de los hermanos Kouachi, identificados el miércoles unas horas después de cometer el atentado en el Charlie Hedbo, una revista que había publicado caricaturas de Mahoma, al grito de "Alá es el más grande". Más de 88.000 efectivos fueron desplegados por el Gobierno en todo el país ante la alerta terrorista.

Horas después de que hoy los hermanos fuesen localizados y se atrincheraran en Dammartin-en-Goele, alrededor de las 12.00 GMT se producía el asalto yihadista al supermercado de París, cometido por Coulibaly, vinculado en el pasado al menor de los Kouachi.

Las operaciones policiales para dar caza a los terroristas llenaron de tensión y atascos la capital francesa

Estos dos dramáticos sucesos llenaron de tensión y atascos la capital francesa, donde la céntrica estación de metro Trocadero fue desalojada por una falsa amenaza de bomba, mientras los nervios estaban a flor de piel.

La policía francesa había divulgado la foto de Coulibaly y la de su compañera desde 2010, Hayat Boumeddiene, de 26 años, por su relación con el asesinato el jueves de una policía municipal y poco después los medios aseguraban que era el autor del secuestro en el supermercado parisino.

Amedy Coulibaly fue condenado en diciembre de 2013 a cinco años de prisión por intentar ayudar a escapar al islamista Smaïn Aït-Belkacem, antiguo miembro del Grupo Islámico Armado (GIA) argelino que cometió un atentado en la estación de tren del Museo de Orsay en París en 1995, con 30 heridos.

Ese caso uniría los nombres de Coulibaly y de Chérif Kouachi, el menor de los dos presuntos asesinos del Charlie Hedbo, quien estuvo relacionado también con el intento de evasión de Smaïn Aït-Belkacem y fue detenido por él, aunque finalmente fue puesto en libertad sin cargos.

Según la emisora "France Info", Coulibaly está también o habría estado en contacto con la banda yihadista de la llamada "red de Buttes Chaumont", en el distrito XIX de París, donde se radicalizó Chérif Kouachi.