Publicado: 22.11.2013 16:57 |Actualizado: 22.11.2013 16:57

El Tribunal del Mar ordena a Rusia que libere a los activistas de Greenpeace

La Corte internacional exige la liberación del barco y de los activistas después de que Holanda, cuya bandera ondeaba en el buque, deposite una fianza. Rusia no reconoce la autoridad de este Tribunal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal Internacional del Mar ha ordenado este viernes a Moscú que libere el barco de Greenpeace Arctic Sunrise y a toda su tripulación detenida en Rusia en cuanto Holanda, bajo cuya bandera operaba la embarcación, pague una fianza de 3,6 millones de euros.

La Corte, con sede en Hamburgo, estableció esta garantía bancaria como medida provisional mientras se constituye un tribunal de arbitraje que dirima el conflicto.

Por diecinueve votos contra dos, los jueces del tribunal determinaron que Rusia, que no participó en el juicio al no reconocer su autoridad en este caso, debe permitir que los activistas abandonen el país y sus aguas territoriales en cuanto se deposite el dinero o la garantía.

Las autoridades rusas han concedido ya la libertad bajo fianza a 27 de los treinta activistas encarcelados en septiembre por haber organizado una protesta contra le petrolera Gazprom en el Ártico, aunque, según el Servicio de Migración de Rusia, no pueden abandonar el país hasta que se celebre el juicio.

El Tribunal Internacional del Mar (ITLOS) atendió con su resolución las peticiones del Gobierno holandés, que reclamó la aplicación de medidas provisionales alegando que mantener inmovilizado el rompehielos Arctic Sunrise y detenida a su tripulación tendría "consecuencias irreversibles".

Según la documentación aportada en el juicio e incluida en el auto hecho público hoy, antes de interponer su demanda ante el ITLOS Holanda preguntó a Rusia si procedería a la liberación de los activistas a cambio de una fianza, pero nunca obtuvo respuesta de Moscú.

A pesar de la orden, Rusia no reconoce la jurisdicción del Tribunal Internacional del Mar sobre el caso del "Arctic Sunrise", según ha anunciado este viernes el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores.

"La situación del barco Arctic Sunrise no entra dentro de la jurisdicción del Tribunal del Mar", señaló el citado departamento en un comunicado.