Publicado: 26.11.2013 08:10 |Actualizado: 26.11.2013 08:10

El Tribunal Electoral de Honduras anuncia la "irreversible" victoria de la derecha

El expresidente Manuel Zelaya pide al oficialismo que demuestre "urna por urna" la victoria de Hernández y asegura que, "hasta que se demuestre lo contrario", la vencedora es su mujer Xiomara Castro, candidata de la izquierda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Honduras ha anunciado este lunes que la ventaja del candidato oficialista Juan Orlando Hernández es "irreversible", cuando se alcanza el 67,75% del escrutinio de los votos, y que, por lo tanto, se convertiría en el vencedor de estas elecciones presidenciales. Unas horas antes, el expresidente Manuel Zelaya -representante del Partido Libertad y Refundación (LIBRE)- pedía al oficialismo que demuestre "urna por urna" que su candidato es el vencedor de las elecciones, toda vez que el antiguo dirigente señalaba que, "hasta que no se demuestre lo contrario", la vencedora es su mujer Xiomara Castro.

El presidente Porfirio Lobo ha felicitado a Hernández por su "merecido triunfo electoral" en los comicios, ha considerado que "no vale la pena las confrontaciones" y ha llamado a mantener "el civismo que se traduce en armonía y aceptación al mandato del pueblo". En paralelo, prácticamente todos los candidatos electorales han acusado al Tribunal Electoral de haber ofrecido unos falsos resultados y al oficialismo de imponer un proceso electoral sin garantías de limpieza.

Manuel Zelaya: "Hasta que no se demuestre lo contrario, la victoria es nuestra"

Según los últimos datos actualizados por las autoridades e impugnados por la oposición, Hernández, aspirante a la Presidencia por el Partido Nacional (PN), ha obtenido un 34,08% de los sufragios, mientras que la candidata del Partido Libertad y Refundación, Xiomara Castro, se situaría en un 28,92%. En concreto, los resultados, de acuerdo con la versión ofrecida por el TSE, son: Partido Nacional: 734.357 votos; Partido Libre de la candidata Xiomara Castro: 623.080 votos; Partido Liberal de Mauricio Villeda: 445.919 votos (con el 20,70%); y Partido Anticorrupción, PAC, de Salvador Nasralla: 337.014 votos (con el 15,64%).

La victoria de Hernández garantiza la continuidad de la derecha en el poder, así como de las políticas económicas neoliberales iniciadas por el presidente saliente, Porfirio Lobo. De la misma forma, durante la campaña, Hernández prometió trabajar para controlar la violencia de los cárteles de drogas que operan en el país y que han convertido Honduras en el país con la tasa de homicidios más alta del mundo.

El expresidente, expulsado del poder en junio de 2009 por un golpe de Estado, dijo que su grupo no se "rinde", ya que cuenta con datos propios que atribuyen la victoria a la candidata de LIBRE. "No queremos ninguna negociación, sólo que se respeten los resultados", subrayó. En este sentido, advirtió de que seguirán defendiendo "los resultados que se dieron en las urnas". "Hasta que no se demuestre lo contrario, la victoria es nuestra", proclamó, en un discurso crítico en el que tachó de "manipulados" los datos difundidos por el TSE. Sin embargo, no se ha pronunciado aún tras este último anuncio que considera "irreversible" la victoria de Hernández.

delfín

"Voy a hacer lo que tenga que hacer para recuperar la tranquilidad y la paz del pueblo hondureño", dijo Hernández -que tiene cuatro hijos con su esposa Ana- ante sus seguidores poco después de proclamarse ganador, agradeciendo su triunfo a Dios. Su plan incluye aumentar las filas de la policía militar a 5.000 hombres y crear agentes de investigación adjuntos al cuerpo, algo que activistas de derechos humanos han señalado como peligroso para la democracia.

Los planes policiales de Hernández han sido considerados "peligrosos para la democracia" por activistas

Cercano al presidente Lobo y considerado su delfín, el abogado de 45 años consolidó su influencia con su habilidad como jefe del Congreso, donde impulsó leyes para sumar a los militares a la lucha contra la delincuencia. Hernández, considerado por algunos un hombre autoritario, abraza las políticas de libre mercado pero asegura que tendrá entre sus prioridades a los que menos tienen en el segundo país más pobre del hemisferio.

Nacido en el seno de una familia de agricultores de 17 hijos, Hernández empezó a trabajar desde muy joven en el Congreso como asesor de uno de sus hermanos, que era diputado. Así comenzó su carrera hasta convertirse en legislador. Como presidente del Congreso, sus detractores lo acusan de no respetar a los otros poderes por supuestamente haber presionado para destituir a cuatro jueces de la Corte Suprema que habían declarado inconstitucionales dos iniciativas suyas.

Desde España, el PP ha querido aprovechar para felicitar al Partido Nacional y Juan Orlando Hernández por su "victoria". En un comunicado, los conservadores españoles han destacado que las "autoridades electorales competentes" han confirmado la victoria del Partido Nacional, que repetirá otros cuatro años de gobierno. "El Partido Nacional es un movimiento político democrático que tiene como objetivo fundamental fortalecer la democracia en Honduras y aportar soluciones reales a los problemas de los ciudadanos".

Maduro "el intervencionismo estadounidense" en el proceso electoral interno de Honduras

Por su parte, el presidente de Venezuela Nicolás Maduro manifestó su repudio a unas declaraciones que dio la embajadora de Estados Unidos en Honduras, Lisa Kubiske, en las que comentó que su país financió un operativo para educar a los votantes hondureños. "Yo quiero aquí expresar nuestra repugnancia, nuestro repudio por las declaraciones que dio ayer la embajadora de los Estados Unidos en Tegucigalpa (...) hierve la sangre cuando uno ve a una embajadora de Estados Unidos inmiscuyéndose en los asuntos internos de los hondureños, ella salió, asomada que es", dijo. El mandatario dijo, durante un acto de Gobierno en Caracas, que rechaza "el intervencionismo estadounidense" en el proceso electoral interno de Honduras.

"Salió ella diciendo que los Estados Unidos había formado al Tribunal Supremo de Honduras, que había invertido no se cuántos millones en enseñar a votar a los hondureños, que los resultados, esos eran, que había que acatarlos", comentó el gobernante. "¿Por qué los Estados Unidos de Norteamérica se tiene que meter en los asuntos internos de los países latinoamericanos?", se preguntó y agregó que el pueblo de Honduras tiene "la suficiente madurez" para resolver sus asuntos internos sin que nadie se entrometa en sus asuntos.

En declaraciones a periodistas, Kubiske comentó que EE.UU. financió "la educación para los votantes, cómo votar, dónde votar, qué llevar, qué no llevar a los centros de votación y los hondureños mostraron hoy en día que ponían interés en su proceso". "El presidente Zelaya, querido amigo hondureño, de la patria venezolana, querido amigo del comandante Hugo Chávez y hombre valiente, luchador (...) él y su esposa, Xiomara Castro, que ha sido candidata para este proceso, es una familia de gente valiente, decente, el matrimonio Zelaya Castro, amigos nuestros".