Publicado: 31.03.2016 12:31 |Actualizado: 31.03.2016 12:31

El Tribunal de La Haya exculpa al ultranacionalista serbio Vojislav Seselj de crímenes de guerra 

La Corte considera que la Fiscalía no ha logrado demostrar que el fundador del Partido Radical Serbio hubiera cometido alguno de los nueve crímenes de los que se le acusaba.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Fotografía de archivo fechada el 12 de noviembre de 2014 que muestra al ultranacionalista serbio Vojislav Seselj. - EFE

Fotografía de archivo fechada el 12 de noviembre de 2014 que muestra al ultranacionalista serbio Vojislav Seselj. - EFE

LA HAYA. - El Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) ha declarado este jueves no culpable al ultranacionalista serbio Vojislav Seselj de crímenes de guerra y lesa humanidad cometidos entre 1991 y 1994 en Bosnia, Croacia y Serbia. La Corte internacional con sede en La Haya considera que el fundador del Partido Radical Serbio sólo tuvo responsabilidad moral sobre los paramilitares que actuaron en los conflictos, pero consideró que la Fiscalía no había probado que estos obedecían sus órdenes.



Según el veredicto, "las fueras armadas yugoslavas estaban organizadas bajo el principio de unidad de comando" y "los voluntarios (del partido de Seselj) no estaban subordinados a sus órdenes cuando participaron en operaciones militares". Por lo tanto, Seselj "no pudo tener ninguna relación de jerarquía con los voluntarios una vez estos se integraron en la estructura de las fuerzas armadas regulares".

El veredicto leído por el juez Jean-Claude Antonetti fue muy duro con la Fiscalía. Según el fallo, ésta no había logrado demostrar que Seselj hubiera cometido alguno de los nueve crímenes de los que se le acusaba.

El acusado tampoco tuvo responsabilidad penal en la expansión de la violencia en Serbia ni en la deportación de miles de croatas y serbios musulmanes de territorios serbios, según el TPIY. Por todo ello, los jueces declararon a Seselj "un hombre libre", aunque el ultranacionalista serbio siguió el veredicto desde su país, ya que fue liberado en 2014 "por razones humanitarias" para que pudiera tratarse el cáncer de colon que sufre.