Público
Público

El Tribunal Supremo de los Emiratos Árabes Unidos permite golpear sin marcar

Según el 'derecho Sharia', el hombre puede castigar a su esposa e hijos siempre y cuando haya advertido previamente y se haya abstenido de dormir con su mujer

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tribunal Federal Supremo de los Emiratos Árabes Unidos ha sentenciado que un hombre tiene el derecho de castigar a su esposa y niños con la condición de que no deje señales físicas. 

En Abu Dhabi se ha celebrado un juicio donde un hombre ha sido juzgado por pegar con la mano a su mujer, y dar patadas a su hija. La esposa sufrió heridas en el labio inferior y en los dientes, y la hija se hirió en la mano y rodilla derechas. La Corte ha sentenciado que los daños evidenciaban que el padre había abusado de su 'derecho Sharia '- un código detallado de conducta, en el que se incluyen otras normas como las relativas al culto, la moral y la vida, o las cosas permitidas o prohibidas y las reglas que separan el bien del mal-.

El Tribunal de Primera Instancia exigió 500 dirham por tal abuso. El hombre ha apelado contra el veredicto en el Tribunal Federal Supremo.

Según la Ley islámica, un hombre puede castigar físicamente a su esposa e hijos, de manera no severa, siempre y cuando él haya agotado otras dos opciones previamente: la advertencia y la abstención de domir con su esposa.

El presidente del Tribunal, Falah al Hajeri, escribió en una publicación: 'Aunque [la Ley] permita al marido usar su derecho [para castigar], él tiene que cumplir con los límites de este derecho. Si el marido abusa de ese derecho de castigar, él no puede ser indultado del castigo.'

El Tribunal también sentenció que un padre no puede golpear a su hijos cuando éstos ya son adultos, y su hija ya tiene 23 años. En el derecho Sharia se considera que una persona ya es adulta cuando se alcanza la edad de la pubertad.

El Doctor Jassim al Shamsi, decano del colegio de ley en la Universidad de Emiratos Árabes Unidos, dijo que el artículo de la Ley sobre la paliza a la esposa no debía permitir a los maridos golpear a sus mujeres sin que sean castigados. El decano acentuó que en el derecho Sharia prima el amor y el respeto: 'el amor y el respeto eran más importantes entre maridos y mujeres que cualquier disciplina.'

Sin embargo, aclaró que la ley no pide que los maridos golpeen a sus mujeres, 'esto sólo quiere decir que un hombre no puede ser acusado de nada si la paliza no dejara ninguna señal' Y diferenció entre diferentes tipos de palizas: 'Esto es una paliza para la disciplina, no un violento o una paliza vengativa.'