Publicado: 27.11.2015 13:30 |Actualizado: 27.11.2015 13:30

La Troika pide a Tsipras privatizar la red eléctrica y la reforma de las pensiones para seguir con las ayudas

Grecia y sus socios del euro han acordado este viernes las líneas generales que tiene que cumplir el país para llevar a cabo un nuevo desembolso de 1.000 millones de euros del tercer rescate.

Publicidad
Media: 1.80
Votos: 5
Comentarios:
El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, conversa con el ministro griego de Finanzas Euclides Tsakalotos durante la reunión del Eurogrupo en la sede del Consejo Europeo en Bruselas.- EFE

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, conversa con el ministro griego de Finanzas Euclides Tsakalotos durante la reunión del Eurogrupo en la sede del Consejo Europeo en Bruselas.- EFE

BRUSELAS.- Grecia y sus acreedores internacionales han puesto de acuerdo en un nuevo conjunto de medidas que el país debe aprobar el próximo mes para calificar para más ayuda y para allanar el camino para una primera revisión de los progresos realizados en su tercer rescate.

Grecia y sus socios del euro han acordado las líneas generales de la segunda ronda de reformas que tendrá que acometer el país antes de mediados de diciembre, con el objetivo de obtener un nuevo desembolso de 1.000 millones de euros del tercer rescate. 

"El Grupo de Trabajo del Euro acordó el jueves las líneas generales del segundo paquete de objetivos o medidas, aunque los detalles se están aún afinando", explicó este jueves la portavoz de la Comisión Europea (CE) Mina Andreeva en la rueda de prensa diaria de la institución.



Grecia tendrá que establecer una secretaría general independiente de los ingresos del Estado, tomar medidas para privatizar su operador de red eléctrica o proponer planes alternativos para impulsar la competencia y establecer un grupo de trabajo para preparar un nuevo fondo de privatización.

La próxima gran prueba para el gobierno de izquierda del primer ministro Alexis Tsipras será una reforma integral de pensiones que Atenas se ha comprometido a presentar antes del mes de diciembre.

Los "número dos" de los ministros de Economía y Finanzas de la zona del euro, recordaron en una teleconferencia del Grupo de Trabajo del Euro que el Gobierno liderado por Alexis Tsipras deberá realizar estas reformas para mediados de diciembre, tal y como se había pactado.

"Esto permitirá el desembolso de los 1.000 millones aun pendientes del primer tramo y esto también allanará el camino para que dé comienzo la primera revisión" de las condiciones asociadas al rescate, explicó Andreeva.

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, señaló este viernes que no espera que la revisión pueda dar comienzo antes de principios del próximo año, "siendo realistas". Por su parte, Andreeva declinó dar detalles sobre cuáles son las cuestiones aún pendientes de ser aclaradas.

Sí recordó que la reforma del sistema de las pensiones será "clave para la conclusión de la primera revisión" y añadió que en el Memorando de Entendimiento (MoU) sobre las condiciones del rescate que firmó Grecia con sus socios "los compromisos están claros".

"La Comisión Europea está ofreciendo asistencia técnica a las autoridades griegas para ayudarles a preparar el plan de reformas y todo esto tiene que tenerse en cuenta en cualquier propuesta que tengamos que revisar", dijo Andreeva.

Preguntada por si la Comisión -que forma junto al Banco Central Europeo, el Fondo Monetario Internacional y el Mecanismo Europeo de Estabilidad o fondo de rescate de la eurozona la cuadriga de instituciones acreedoras- ha pedido a Tsipras que se asegure de tener consenso político para sacar adelante las medidas, Andreeva se limitó a insistir en lo acordado.

"Damos asistencia técnica, porque está claro que la reforma de las pensiones es clave para finalizar la primera revisión, tiene que ser hecha y estamos ayudando a las autoridades griegas a llegar ahí", afirmó.

De la finalización de esta primera revisión depende tanto la posible participación del Fondo Monetario Internacional (FMI) en el rescate, tal y como desean los europeos, como el inicio de las negociaciones entre Atenas y sus socios para abordar posibles medidas de alivio de deuda, que no incluirán una quita.