Publicado: 25.04.2014 10:26 |Actualizado: 25.04.2014 10:26

Las tropas de Kiev continúan su avance hacia el este

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro del Interior ucraniano, Arsen Avakov, ha confirmado que Kiev prosigue con su "operación antiterrorista" contra los separatistas prorrusos en el este del país pese a las amenazas de Moscú de enviar tropas rusas para defender estas regiones. Además, afirma contar con amplios recursos para mantener esta ofensiva que, de momento, están llevando a cabo soldados de infanteria, sin armamento pesado ni aviación con el objetivo de evitar causar muertes de civiles. 

Los soldados rusos que están llevando a cabo maniobras cerca de la frontera con Ucrania esta semana se acercaron a un kilómetro de la línea limítrofe pero no la cruzaron, según ha señalado este viernes el ministro de Defensa ucraniano, Mijailo Koval, citado por la agencia Interfax Ucrania. Tras afirmar que una columna de fuerzas rusas se acercó a un kilómetro de la frontera y que la aviación también ha participado en laas maniobras, el ministro ha asegurado que "las fuerzas armadas ucranianas están preparadas para repeler cualquier agresión". 

"No ha habido ninguna suspensión de la operación antiterrorista en relación con la amenaza de invasión por parte de las Fuerzas Armadas rusas", ha escrito Avakov en su perfil de Facebook. "La operación antiterrorista sigue adelante. Los terroristas deberían estar en guardia las 24 horas del día. Los civiles no tienen nada que temer", ha añadido.

Avákov explicó así que uno de los principios fundamentales de la ofensiva, en la que participan efectivos policiales y de las Fuerzas Armadas, es "la reducción al mínimo de los riesgos para la población civil". Esta circunstancia, añadió, repercute en "los plazos y la eficacia" de las acciones de las fuerzas de seguridad, pero se trata del principio fundamental por el que se guían las autoridades de Ucrania. "No luchamos con métodos de fuerza contra la disidencia. La dureza y la fuerza es sólo para los terroristas armados", recalcó.

Un helicóptero militar ucraniano ha sido atacado en la base por un francotirador

De esta forma, ha negado las sugerencias de que las fuerzas ucranianas están bajo presión, después de que Moscú advirtiera de que podría actuar para proteger a la población civil. "Al contrario de lo que sugieren los rumores, el ATC solo ha desplegado un número insignificante de fuerzas, sin el uso de tanques u otro armamento pesado", ha defendido Avakov, en referencia al Centro Antiterrorista, que incluye al Ejército y otras agencias de seguridad. "El ATC cuenta con fuerzas suficientes a su disposición para rotarlas y operar las 24 horas del día si es necesario", ha asegurado.

Un helicóptero militar ucraniano ha sido alcanzado por disparos de un francotirador mientras se encontraba en tierra este viernes en un aeródromo próximo a la ciudad de Slaviansk, situada en el este del país y controlada por los prorrusos. El aparato se ha incendiado y el piloto ha resultado herido. Un corresponsal de Reuters ha podido ver humo negro que emergía del aeródromo y a soldados ucranianos que impedían el acceso a la zona.  

En la región meridional ucraniana de Odessa este viernes siete personas, entre ellas un policía, resultaron heridas a causa de un explosión en un puesto de control en una carretera. Según el parte oficial, que no informa de las causas de la explosión, el suceso se produjo sobre las 04.00 horas (01.00 GMT) en un puesto de control situado a siete kilómetros de la ciudad de Odessa. Todos los heridos fueron hospitalizados y, según los médicos, sus vidas están fuera de peligro.

Cinco milicianos murieron el jueves en enfrentamientos armados con tropas ucranianas en la ciudad de Slaviansk, bastión de la sublevación prorrusa que estalló hace tres semanas en el sureste de Ucrania. Y al menos dos columnas de carros blindados con soldados de elite ucranianos avanzaron sobre la ciudad y destruyeron tres de los puestos de control levantados por los milicianos prorrusos en todos los accesos rodados a la localidad.

Poco después de esas acciones, el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigu, anunció el inicio de maniobras militares en la frontera con Ucrania y advirtió de que "la maquinaria militar" que ha desplegado Kiev en la localidad de Slaviansk debe ser parada para evitar "una gran cantidad de muertos y heridos". "Nos vemos obligados a reaccionar ante este desarrollo de la situación. A partir de hoy, iniciamos maniobras de batallones tácticos (...) en las zonas fronterizas con Ucrania", dijo. Tras el anuncio de Shoigu, el presidente interino de Ucrania, Alexandr Turchínov, exigió a Rusia que repliegue sus tropas de la frontera con Ucrania y cese las injerencias en los asuntos internos del país.