Publicado: 13.11.2016 18:12 |Actualizado: 14.11.2016 08:10

Trump anuncia que deportará hasta 3 millones de inmigrantes con antecedentes

Construirá sólo "una parte" del muro con México y anuncia que no tendrá salario de presidente de Estados Unidos: "No cogeré ni un dólar"

Publicidad
Media: 3
Votos: 9
Comentarios:
Donald Trump señala durante su primer discurso como presidente electo de EEUU. /REUTERS

Donald Trump, tras su triunfo como presidente electo de EEUU. /REUTERS

WASHINGTON.- El presidente electo de EEUU, Donald Trump, aseguró este domingo que deportará o encarcelará a los inmigrantes que tienen "antecedentes penales", una decisión que podrían afectar a entre uno y tres millones de personas. Trump hizo estas declaraciones en una entrevista para el programa 60 minutos del canal CBS.

"Lo que vamos a hacer es tomar a la gente que son criminales y que tienen antecedentes penales, pandilleros, traficantes de droga, probablemente dos millones, podrían ser incluso tres millones, y vamos a echarlos del país o vamos a encarcelarlos", indicó Trump en su primera aparición televisiva tras el triunfo electoral.

Durante la campaña electoral, Trump había llegado a afirmar que deportaría a 11 millones de personas indocumentadas que viven en Estados Unidos.



Las palabras de Trump hacia los inmigrantes indocumentados en la entrevista fueron muy diferentes a las pronunciadas durante la campaña presidencial, cuando prometió crear "una fuerza de deportación" para expulsar a todos los indocumentados, incluidos a los mexicanos a los que llamó "criminales y violadores".

Su Gobierno determinará qué ocurre con el resto de indocumentados , a los que incluso elogió: "Son gente fantástica y tomaremos una decisión sobre ello. Pero antes de tomar esa decisión, tenemos que asegurar nuestra frontera". Al respecto, el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, aseguró hoy que Trump no planea crear una "fuerza de deportación".

"Nuestro foco no está en eso, sino en asegurar la frontera. Pensamos que lo primero y lo más importante antes de entrar en cualquier otro tema de inmigración es asegurar la frontera, saber quién entra y sale del país", detalló en el programa State of the Union de la CNN.

Ya van cuatro noches consecutivas en las que decenas de miles de personas se han manifestado en una treintena de ciudades bajo el lema "not my president"

Respecto a su promesa de que construirá un muro en la frontera con México, y que éste país lo pagará, Trump matiza que el muro será "parcial" y defensivo. Trump admitió que podrían alzarse "vallas" en "ciertas áreas" de los más de 3.000 kilómetros de la frontera entre los dos países: "para algunas áreas lo consideraría [alzar vallas], pero para otras, un muro es más apropiado. Soy muy bueno en esto, se llama construcción".

Si Trump realmente cambia su planteamiento y propone deportar sólo a los inmigrantes con antecedentes penales, sus políticas no se diferenciarían tanto de las implementadas por el presidente, Barack Obama, quien en noviembre de 2014 proclamó unas medidas para expulsar a los indocumentados con récord criminal y no a las familias de indocumentados.

No obstante, de manera paralela, en 2014 Obama proclamó unas medidas para frenar la deportación de cinco millones de indocumentados, unas iniciativas que nunca llegaron a entrar en vigor y contra las que Trump ha mostrado su más firme rechazo.

Por otro lado, ha confirmado que no tendrá salario presidencia. Renuncia, así a los 400.000 dólares anuales que le correspondería como nuevo presidente de EEUU. Sólo cobrará un dólar, al ser esa la cantidad mínima que debe aceptar por ley.

Y ya van cuatro noches consecutivas en las que decenas de miles de personas se han manifestado en una treintena de ciudades contra el presidente, que tomará posesión el próximo 20 de enero. El movimiento de indignación ha sido bautizado como "Not my president" (No mi presidente).