Publicado: 26.10.2016 08:27 |Actualizado: 07.11.2016 13:55

Trump dice que la política de Clinton en Siria llevará a la Tercera Guerra Mundial  

Acusa a la demócrata de centrarse más en tratar de derrocar al presidente sirio, Bashar al-Assad, que en acabar con el Estado Islámico.

Publicidad
Media: 5
Votos: 4
Comentarios:
El candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump, en un mítin en Sanford, Florida. REUTERS/Jonathan Ernst

El candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump, en un mítin en Sanford, Florida. REUTERS/Jonathan Ernst

FLORIDA.- El candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que el plan de su rival, la candidata demócrata, Hillary Clinton, para Siria "llevaría a la Tercera Guerra Mundial" por la posibilidad de un conflicto militar con Rusia con armas nucleares. 

En una entrevista enfocada en gran medida en política exterior, Trump afirmó que vencer al Estado Islámico tiene mayor prioridad que lograr que el presidente sirio, Bashard al-Assad, dimita, un objetivo propuesto desde hace tiempo en la política de Estados Unidos. 



Sobre la guerra civil que vive Siria, Trump dijo que Clinton podría llevar a Estados Unidos a una guerra mundial si tiene una postura más agresiva hacia la resolución del conflicto.

Clinton ha pedido crear una zona de exclusión aérea y "zonas seguras" en el terreno para proteger a los no combatientes. Algunos analistas temen que la protección de dichas zonas pueda provocar enfrentamientos directos entre EEUU con aviones de combate rusos.

"Lo que deberíamos hacer es centrarnos en ISIS. No deberíamos centrarnos en Siria", dijo. "No estás luchando contra Siria ya, estás luchando contra Siria, Rusia e Irán. Rusia es un país nuclear, pero un país donde las bombas funciones a diferencia de otros países que especulan", aseguró el republicano. "Assad es secundario, para mí y para ISIS", dijo.

Trump cuestionó como sería para Clinton negociar con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, después de que la demócrata le haya criticado y demonizado. El republicano culpó también al presidente Barack Obama por un retroceso en la relación entre EEUU y Filipinas tras la llegada al poder de su nuevo presidente Rodrigo Duterte.

El magnate también se quejó de la falta de unidad en el Partido Republicano tras las críticas recibidas por algunos de los líderes de la formación. "Si tuvieramos unidad de partido, nosotros no podríamos perder estas elecciones", argumentó Trump para asegurar que de ser así "ganarían fácilmente".

La campaña de Clinton desestimó las críticas, señalando que expertos en seguridad nacional de ambos partidos han denunciado que Trump no es acto para liderar dicha cuestión.

"Una vez más, está repitiendo temas de conversación de Putin y jugando con los miedos de los estadounidenses, a la vez que se niega a diseñar planes propios para derrotar a ISIS o aliviar el sufrimiento humanitario en Siria", dijo el portavoz de Clinton, Jesse Lehrich, en un comunicado.