Público
Público

Trump firma un nuevo veto migratorio contra los mismos países excepto Irak

El presidente aprueba una orden más refinada para evitar el bloqueo judicial: residentes permanentes en Estados Unidos no se vean afectados, pero seguirá prohibiendo la entrada de refugiados y a nacionales de seis países musulmanes.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

Una persona se manifiesta contra Donald Trump delante de la Casa Blanca. | ERIK S. LESSER (EFE)

Donald Trump prometió pelea y que volvería a la carga con su veto migratorio. Y lo ha hecho: este lunes ha firmado una nueva versión de su polémica orden contra los inmigrantes de países musulmanes. Esta es una versión que elimina las aristas y las lagunas de la anterior, pero seguirá prohibiendo la entrada de refugiados al país y detendrá la emisión de visados a los ciudadanos de Irán, Somalia, Yemen, Libia, Siria y Sudán. Sólo Irak esquiva el veto en relación a la orden anterior. 

Según la Casa Blanca, el nuevo decreto también asegura que miles de residentes permanentes en Estados Unidos no se vean afectados por las restricciones de viaje.

Esta versión más refinada del veto migratorio buscar esquivar el bloqueo de los jueces: no en vano , los juzgados del país han registrado más de una veintena de demandas contra el veto emitido el pasado 27 de enero, que fue bloqueado por violar la enmienda constitucional sobre la protección de la libertad religiosa.

Este nuevo decreto firmado este lunes entrará en vigor a las 00.01 hora local (06.01 de la madrugada, hora española) del 16 de marzo y sustituirá al polémico veto emitido el pasado 27 de enero y bloqueado por una decisión judicial.

El mayor cambio incluido en la nueva orden ejecutiva se refiere a Irak. En esta ocasión, Trump ha decidido permitir la entrada a los iraquíes porque su Gobierno se ha comprometido a colaborar en la investigación de sus nacionales, según explicaron altos funcionarios del Gobierno de Estados Unidos, que pidieron el anonimato durante una llamada con la prensa.

El secretario de Estado de Estados Unidos dijo este mismo lunes que el nuevo veto migratorio es "vital" para la seguridad del país

A pesar de que el Gobierno de Estados Unidos ha sacado a Irak de su lista, ha detenido la emisión de visados durante 90 días a los ciudadanos de seis países de mayoría musulmana: Irán, Somalia, Yemen, Libia, Siria y Sudán.

A diferencia de la anterior orden, en esta se especifica que pueden entrar a Estados Unidos los ciudadanos de esos seis países que tuvieran un visado válido antes de las 17.00 hora local (23.00 horas en España) del 27 de enero, la fecha en la que se emitió la primera orden ejecutiva sobre inmigrantes y refugiados.

Ese extremo no quedó claro en el anterior decreto y se produjo un gran caos en los aeropuertos de todo el mundo, pues ciudadanos con visados válidos no pudieron viajar a Estados Unidos.

La nueva orden ejecutiva sobre refugiados e inmigrantes también elimina cualquier referencia a los cristianos, un grupo que había tratado de proteger en su anterior decreto, bloqueado por la Justicia. En su anterior orden ejecutiva, firmada el pasado 27 de enero, Trump establecía que los cristianos sirios podían entrar a Estados Unidos, mientras que prohibía la entrada al país de manera indefinida del resto de refugiados provenientes de Siria y con otras creencias religiosa

El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, dijo este mismo lunes que el nuevo veto migratorio recién firmado por el presidente Donald Trump es "vital" para la seguridad del país, y pidió a sus aliados en todo el mundo que "entiendan" que se trata de un esfuerzo "temporal" para reforzar los controles migratorios.