Publicado: 08.12.2015 08:50 |Actualizado: 08.12.2015 09:40

Trump pide prohibir la entrada a todos los musulmanes en EEUU

El republicano propone un bloqueo "total" hasta que las autoridades "averigüen lo que está pasando". Republicanos y demócratas rechazan la petición del magnate.

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
Donald Trump, el candidato republicano de EEUU gesticula en un rebate en Las Vegas, Nevada, Estados Unidos, anoche. REUTERS/David Becker

Donald Trump, el candidato republicano de EEUU gesticula en un rebate en Las Vegas, Nevada, Estados Unidos, anoche. REUTERS/David Becker

NUEVA YORK.- El precandidato republicano a la Casa Blanca Donald Trump pidió hoy prohibir la entrada en Estados Unidos de todos los musulmanes en respuesta al "odio" que, según él, siente parte de esa comunidad contra los estadounidenses.

Trump, en un comunicado emitido por su campaña, abogó por un bloqueo "completo y total" a la entrada de musulmanes en el país hasta que las autoridades "averigüen lo que está pasando".




"Sin mirar a los diferentes datos de las encuestas, es obvio para cualquiera que este odio va más allá de lo comprensible. De dónde viene ese odio y por qué es algo que tenemos que determinar", señaló el magnate.

"Hasta que logremos determinar y comprender este problema y la peligrosa amenaza que plantea, nuestro país no puede ser víctima de horrendos ataques de gente que solo cree en la yihad (guerra santa) y que no tiene ningún sentido de la razón o respeto por la vida humana", añadió.

El mensaje de Trump llega un día después de que el presidente de EEUU, Barack Obama, defendiese que el grupo yihadista Estado Islámico (EI) "no habla en nombre del Islam" y pidiese a los estadounidenses no confundir a los radicales con el resto de musulmanes.

Obama insistió en que los yihadistas "sólo representan una pequeña fracción de más de mil millones de musulmanes en todo el mundo", incluyendo a millones de "patriotas estadounidenses musulmanes que rechazan su ideología de odio".

El llamamiento de Trump, que se suma a otros polémicos mensajes que ha lanzado desde el inicio de su campaña, se produce tras la matanza llevada a cabo en la localidad californiana de San Bernardino por una pareja supuestamente seguidora del EI.

Según los últimos sondeos, el multimillonario empresario lidera con claridad la carrera por la candidatura republicana a la Casa Blanca, con 20 puntos de ventaja sobre el senador Ted Cruz.

Todos contra Trump

Casi la totalidad de los aspirantes republicanos y demócratas a la presidencia de EEUU para las elecciones de 2016 rechazaron la propuesta del precandidato 

"Esto es el tipo de cosas que dice alguien sin experiencia y que no sabe de lo que está hablando", reaccionó a las palabras de Trump el gobernador republicano de Nueva Jersey, Chris Christie. Por su parte, un portavoz de la campaña del neurocirujano retirado Ben Carson, al que las encuestas siguen situando como segundo favorito a la nominación republicana tras Trump, indicó que la religión no debe ser tenida en cuenta como factor para decidir si se permite la entrada de alguien o no a EEUU. Sin embargo, sí defendió que se registre y monitorice a "todo el mundo" que entra en el país.

También otra de las figuras en alza entre los conservadores, el senador por Florida Marco Rubio, dijo estar en desacuerdo con el magnate inmobiliario y criticó que su "hábito de hacer comentarios ofensivos y extravagantes no contribuirá a la unidad de los estadounidenses".

También contundentes se mostraron el exgobernador de Florida Jeb Bush, que dijo que Trump está "trastornado" y que sus propuestas "no son serias" y el senador por Carolina del Sur Lindsey Graham, que pidió a todos los aspirantes presidenciales que condenasen las palabras del magnate neoyorquino.

También desde el bando demócrata reaccionaron a las palabras del magnate, que la exsecretaria de Estado Hillary Clinton tildó de "reprobables, prejuiciosas y divisivas". "No lo entiendes, @RealDonaldTrump. Esto nos hace menos seguros", se dirigió Clinton a Trump en un mensaje de Twitter.

"Los demagogos a lo largo de nuestra historia nos han tratado de dividir en base a la raza, género, orientación sexual o país de origen. Ahora, Trump y otros quieren que odiemos a los musulmanes", indicó el senador por Vermont Bernie Sanders.