Público
Público

Trump presiona a Silicon Valley y suspende los visados exprés para los empleados tecnológicos

El Gobierno de EEUU cancela los permisos rápidos que permitían atraer a científicos y técnicos de todo el mundo en sólo dos semanas a empresas como Apple, Google o Facebook

Publicidad
Media: 3.60
Votos: 5
Comentarios:

Manifestación de protesta en el exterior de la terminal 4 del aeropuerto internacional de Nueva York cuando entró en vigor la prohibición de entrada a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana.  REUTERS/Andrew Kelly

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha suspendido una de las ventajas competitivas de las empresas de tecnología de Estados Unidos: su capacidad para atraer el capital humano más cualificado de todo el mundo de forma fácil y con visados exprés que llevan un trámite de sólo dos semanas.

Estas visas rápidas -llamadas H-1B- van a ser suspendidas a partir del 3 de abril, por decisión de la Administración Trump. A partir de entonces, los extranjeros que vayan a ser contratados de manera temporal por empresas de biotecnología, química, ingeniería, matemáticas, medicina y alta tecnología en general tendrán que tramitar su solicitud por el sistema habitual de las visas, que dura al menos seis meses.

La decisión supone una vuelta de tuerca más del pulso entre Donald Trump y las empresas tecnológicas, cuyos directivos protestaron contra la política migratoria adoptada por el presidente de EEUU nada más llegar al poder. En concreto, contra su prohibición de entrada de ciudadanos de siete países de mayoría árabe con problemas de terrorismo, que ha sido suspendida por un tribunal federal.

La suspensión temporal de estas visas ha sido anunciada por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS), que sólo las concederá cuando ciertos criterios, como razones humanitarias, una situación de emergencia o la perspectiva de una pérdida financiera grave para una empresa o individuo.

La visa de no inmigrante H-1B permite a las empresas de Silicon Valley -como Apple, Google o Facebook- emplear a trabajadores graduados y renovar sus prácticas en campos como las tecnologías de la información, medicina, ingeniería y matemáticas.

La medida afectará en especial a Infosys Technologies, la empresa que más recurre a los visados H-1B. Con sede en Bangalore (India), está especializada en proveer servicios de consultoría externa (outsourcing), tecnologías de la información, programadores, matemáticos e ingenieros a empresas norteamericanas.

Estados Unidos expide un promedio de 65.000 visas exprés H-1B al año, a las que se añaden otros 20.000 permisos de quienes han obtenido títulos universitarios avanzados en sus universidades.

La visa es válida por tres años, pero puede ser prorrogada por otros tres años.