Público
Público

Reforma fiscal de Trump Trump propone rebajas fiscales para las empresas, las rentas altas y los grandes inversores

La Casa Blanca presenta su plan de reforma fiscal, que incluye una "enorme reducción" del 35% actual al 15 % en el gravamen a las ganancias empresariales y recortar de siete a tres tramos el impuesto equivalente al IRPF

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

Un periodista saca una foto del plan de reforma fiscal de Trump /REUTERS (Carlos Barria)

El secretario del Tesoro de EEUU, Steve Mnuchin, anunció hoy el plan de reforma fiscal del presidente Donald Trump, que incluye una "enorme reducción" del 35 % actual al 15 % en el impuesto a las ganancias corporativas y rebajar de "siete a tres tramos" el que se aplica a los trabajadores.

"Se trata de uno de los mayores recortes de impuestos de la historia", remarcó Mnuchin en rueda de prensa en la Casa Blanca y dijo que con estas medidas se puede alcanzar "una tasa de crecimiento económico anual del 3 % o superior".

El plan desvelado hoy y entregado a los periodistas es de apenas una página y delinea "principios básicos" que deberán ser detallados más adelante.

La tasa equivalente al impuesto de la renta español pasaría de siete a tres tramos (10 %, 25 % y 35 %), medida que suele favorecer a las rentas más altas. Además, la propuesta prevé eliminar el impuesto de sucesiones y ofrecer deducciones para el cuidado de niños, entre otros elementos.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin (d), y el principal asesor económico de la Casa Blanca, Gary Cohn (i), durante una rueda de prensa sobre los recortes de impuestos que ha prometido el presidente de EE.UU., Donald Trump, en la Casa Blanca en Washington, Estados Unidos, hoy 26 de abril de 2017. EFE/Michael Reynolds

Asimismo, se aplicaría un impuesto para la repatriación de beneficios de las grandes empresas en el extranjero, a una "tasa muy competitiva", pero que Mnuchin eludió concretar.

Aunque el partido republicano controla el Congreso y el Senado, la propuesta podría antagonizar al sector conservador que defiende la reducción del déficit. El programa no incluye estrategias para aumentar los ingresos públicos por otras vías y podría añadir billions of dollars al déficit federal.

El secretario del Tesoro insistió en que el plan no implicaría más deuda federal, al no incluir recortes para equilibrar esta reducción en la recaudación vía ingresos, puesto que "se pagaría por sí solo gracias" al impulso económico generado.

El líder del partido demócrata en el Senado, ha criticado la propuesta del Presidente, "si el plan del Presidente es un recorte tributario masivo para las grandes fortunas del país- un plan que beneficiaría mayoritariamente a personas y negocios como los del Presidente Trump- los demócratas no lo aceptaremos", ha subrayado. 

El portavoz del partido republicano en el Congreso, Paul Ryan, expresó optimismo sobre el plan horas antes de su presentación formal, pese a que este no incluya el impuesto de "ajuste de las fronteras" sobre las importaciones que él mismo había impulsado. Esta idea controvertida formó parte de las iniciativas discutidas inicialmente por el ejecutivo para equilibrar las posibles pérdidas del recorte de impuestos.

La propuesta fiscal de Trump, que había anunciado como uno de los elementos estrella su primer año de mandato, debe ser aprobada por el Congreso.