Público
Público

Trump sorprende diciendo que "podría pasar algo" con el Acuerdo de París

En una rueda de prensa conjunta en París, Macron expresa su respeto por la decisión de EEUU de salirse del acuerdo climático. Sin embargo, el presidente de EEUU deja en interrogante su posición.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:

Emmanuel Macron, Donald Trump y sus respectivas esposas, este jueves en París. /REUTERS

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha defendido este jueves la aplicación del Acuerdo de París contra el cambio climático, mientras que su homólogo de EEUU, Donald Trump, sugirió que "algo podría ocurrir" respecto a la posición estadounidense sobre este asunto.

"Veremos qué pasa, pero ya hablaremos llegado el momento. Si pasa algo sería maravilloso, y si no pasa nada estará bien también", dijo Trump en una rueda de prensa conjunta con Macron en París.

Macron expresó su respeto por la decisión de Trump de retirar a EEUU del Acuerdo de París y destacó que, pese a esa divergencia, la sintonía con Trump es total en los "grandes temas de comercio, seguridad", lucha contra el terrorismo o la necesidad de una estabilidad en Oriente Medio, Libia o el Sahel.

El presidente francés constató que hay que dejar a EEUU trabajar en su propia hoja de ruta, y transmitió que aunque no ha habido hoy un cambio "repentino e inesperado", cree que existe una voluntad compartida de seguir trabajando "para encontrar el mejor acuerdo posible".

Macron recordó que los desacuerdos que mantienen están ligados a los compromisos electorales de Trump, especialmente en lo referido al Acuerdo de París, y destacó que aunque no coinciden ni en la lectura que hacen del mismo ni en su importancia, esto no debe impedir discutir sobre otros ámbitos. "Deseo seguir negociando sobre este tema tan importante", añadió Macron.

Trump defiende a su hijo

En otro orden de cosas, Trump ha salido en defensa de su hijo Donald Jr frente a la crisis abierta por su reunión con una abogada rusa y aseguró que todo el mundo en su lugar habría actuado igual.

La polémica saltó después de que unos correos electrónicos sacaran a la luz que su primogénito se reunió en junio de 2016 con esa letrada, de la que confiaba en obtener información procedente del Kremlin para dañar a la demócrata Hillary Clinton, entonces rival de su padre en la carrera a la Casa Blanca.

Trump dijo hoy en París que la mujer no era una abogada gubernamental y que ese encuentro fue "muy, muy rápido" y no resultó en nada. "Creo que, desde un punto de vista práctico, todo el mundo lo habría tenido. La política no es el negocio más bonito del mundo", indicó el presidente, quien subrayó que la prensa "magnificó algo que mucha gente habría hecho".